viernes, 11 de diciembre de 2009

Historias y alguna moraleja

1. Hace un tiempo hablaba con mi buen amigo Jordi de lo que haríamos cuando tuviéramos una máquina del tiempo.

- ¿Te imaginas ir al estreno de Turandot?
- O a un concierto de Nina Simone... eso sí que sería genial...
- O al estreno de Psicosis y ver la cara de los espectadores.
- O viajar a la antigua Roma.
- Sí.
Momento de silencio que rompió Jordi.
- ¿Te has dado cuando de cómo somos?
- ¿Además de guapos, sexis e inteligentes?
- Además de eso. Somos la polla.
- ¿Qué quieres decir?
- Nos dan una máquina del tiempo y qué hacemos, nos vamos al cine, de concierto o a hacer turismo.
- ¿Y qué querías hacer?
- Joder... podríamos matar a Hitler o algo importante, ¿no?
Otro momento de silencio que rompí yo.
- ¿Pero en serio nos ves matando a Hitler?
- Bueno...
- ¿O haciendo algo importante?
- Pues no.
- Somos unos inútiles, Jordi, acéptalo de una vez. Nuestro lema de vida ya sabes que es "Ya lo arreglará otro."
- Es verdad... No sé en que estaba pensando.
- Ese es tu problema, que piensas.

Moraleja: Como muy bien nos enseñó aquella maravilla que se llama El increíble hombre menguante, el secreto de la felicidad está en la aceptación. Ya sea que acabarás teniendo el tamaño de una molécula, ya que en verdad eres un inútil.

Pues yo no me veo haciendo esto, la verdad. Además, las mallas se sientan fatal.

2. ¿Por qué a los adultos ya no se nos regalan juguetes? Llega un momento en la vida en que todo se convierte en ropa, colonia y objetos útiles. ¿Dónde se quedaron los tentes, los muñequitos de indios y vaqueros y los juegos de mesa? ¿Por qué el juego en los adultos ha quedado reducido a acompañar a los niños en SUS juegos y alguna que otra fiesta con otros adultos y siempre con la sensación de ser excepcional?

3. Llevaba un tiempo dándole vueltas al regalo de reyes de A. Y no sabía muy bien qué podía regalarle. Había pensado en algún libro o película, pero me parece que seré poco original. Pensando pensando se me ha ocurrido algo que le gustará, que le sorprenderá y que no le dejará indiferente. Una reforma completa de nuestro cuarto de baño. Y he encontrado la pila de manos perfecta. Aquí os la dejo y espero opiniones. Favorables, claro.

Y A., si lees esta entrada... sáltate esta parte, no vaya a ser que se estropee la sorpresa.


4. En la librería. Entran tres preadolescentes. Uno apenas se tiene en pie, otro apenas puede abrir los ojos. Habla el que parece el líder intelectual del grupo.
- Hola. ¿Tenéis pegamento para esnifar?
- Eh... no.
- Pues entonces dame tres mapas mudos del mundo.
Se lo doy.
- No tienen.
- Vaya.
- Te dije que fuéramos a una papelería.
Reflexión: ¡Pero qué les pasa a los jóvenes!
Reflexión2: ¿Yo he dicho eso?

Señor, señor, que grande que es esta película.

5. Y sé que había prometido hablar de mi cumple. Y lo haré. Pero entre la mala conexión y una pereza casi infinita que se deslizan los días sin hacerlo. Igual como lo de los mails, escribir o enseñar a utilizar los cubiertos a mi super ejercito de hombres radiactivos. Así que, decidido. Una agenda. Expondré los temas de los que hablaré próximamente y me ceñiré a ellos.

- La novela Déjame entrar.
- Más sueños de zombis. Y volviendo al terror puro.
- El plan por la dignificación del cine porno que pretende iniciar mi buen amigo Jordi.
- Mi cumpleaños. Violencia, sorpresas, velas, pastel, embutidos, reconocimientos, deportes extremos, etc. Con la participación especial de Joan Collins, Charles Bronson, Emmanuel Kant y Hazao Mizayaki. Sin olvidar, claro, a Audrey Hollander. ¿Quién? Dejemos que sean las palabras de Jordi las que la presenten.

Eso es hacer algo. Y merece una calle, joder. Ella ha hecho más por el bien de la humanidad que muchos de esos que tienen una calle.


- Una vuelta a Crónica de una obra. No soporto más amenazas nada veladas.
- Y otras muchas historias escacharrantes, divertidas, tremebundas. Y confesiones muy personales del tipo que nunca hago caso a las agendas.

7 comentarios:

A dijo...

Vamos a ver querido, no voy a decirte nada a blog que no pueda decirte a la cara. Pero puede que por escrito y en público me tomes más en serio. Me dedico a la decoración profesionalmente, y lo que propones no lo aceptaría ni para el cliente más borde aunque me pagara una fortuna por instalárselo en su XXXX casa. ¿Que le hace a usted pensar que voy a pagar por tenerlo en nuestro humilde hogar?. No me veo de pie lavandome los dientes ante eso.
La tortura no es un buen regalo de reyes.

Casteee dijo...

De que si A. se puede decir más alto pero no más claro!!
Jorge, tiene un exquisito gusto literario pero a lo que se refiere a decoración deja mucho que desear, así que sigue pensando que les vas a regalar a A.

Estoy totalmente contigo en que a los mayores nos deberían regalar juguetes también si lo deseamos, a mi me encanta los juegos de mesa y nadie me los regala :(

Me alegro que te guste el nuevo diseño del blog..., el otro era más soso..., ah! tomo nota: "El libro del día del fin del mundo"

Feliz Finde a los dos :)

Besitos

Cloe dijo...

Como dijo Jack, vayamos por partes;

-La conversación de la maquína del tiempo es sublime.
-Yo soy una gran defensora de regalar juguetes a los adultos, para estas navidades quiero un Pequeño Ponny.
-¿Has pensado como decorar el inodoro?
-Ok, ¿no podían ir a carrefour?
-¿Cuando es tu cumple?

Besotes!

Jorge dijo...

Cloe: conversación máquina del tiempo, una de tantas. Dicen que tenemos conversaciones extrañas y que somos un par de idiotas, yo digo que somos adelantados a nuestro tiempo.
- ¡Bien por los juguetes para adultos! Deberíamos hacer un grupo de presión o eso... o no.
- Tengo algunas ideas... tiempo al tiempo.
- No, mujer, ¿y entonces qué explico yo?
- Fue el 16 de noviembre. Ahora que los cadáveres empiezan a enfriarse puedo hablar de ello.

Annabel M. Z. dijo...

¿cómo he podido estar tanto tiempo sin venir por aquí? XD
Me ha encantao tu diálogo con Jordi. Lo veo en una peli.
En realidad toda esta entrada podría perfectamente ser parte de una peli de... ¿Woody Allen? ¿algún equivalente suyo in Spain? (sé poco de todo pero de cine menos si cabe). Anímate que te veo en la gran pantalla, de verdad.

Jorge dijo...

Annabel: Seindfeld. Ahí nos vemos. Nuestro mundo es más esa serie que lo que pueda salir por el cine. Además, nuestro sueño sería uan serie elitista tipo "Fraiser" o algo así.

Montse dijo...

Ja ja, yo os veo más en The big band theory, y Jordi es Sheldon, por supuesto, así que a ti te ha tocado Leonard. :)