miércoles, 7 de diciembre de 2011

Bolas por navidad

Supongo que alguien más se habrá dado cuenta, ¿pero no hay una semejanza muy inquietante entre el niño de la lotería de este año con ese aire a pueblo de los malditos que tira de espaldas


y el Hombre Alto de Phantasma?


3 comentarios:

Carlos Pérez Cruz dijo...

Si a alguno he de confiar mis cuartos no será, desde luego, al niño con bola. ¿Por qué llaman "sueños" a la abducción monetaria?

Jorge dijo...

Mejor llamarlo "sueños" que abducción monetaria porque suena más bonito, hombre. Imagina un anuncio que acabara diciendo algo así como, "juega en la Lotería y sé uno más de los primos que participan en uno de los mayores y mejores timos de la historia. Y encima es legal".

A mí me sigue sorprendiendo, inocente de mí pese a mis maldades y mis lecturas, que me miren raro cuando digo que no juego ni un número.

Carlos Pérez Cruz dijo...

Ostia Jorge, ayer mismo veo un video en un periódico digital y antes de lo que yo quería ver me aparece una tipa rubia con tirabuzones (de fondo la música de ensueño de Danny Elfman para "Eduardo Manostijeras") y diciéndome con cara de pan, voz de melaza y tres números de lotería en la mano que ahí estaban los sueños de su padre, de su abuela y de su p*** madre y que a ver si yo ya tenía los míos... ¡Pues sí! Pero no los confesaré porque creo que en este país todavía es delito.

¿Abrimos el club? Contigo ya somos tres los que no compramos lotería. Tampoco es mal número, ¿no?