miércoles, 17 de octubre de 2012

Retorno al pasado

El visionado el pasado domingo de Retorno al pasado me lleva a tres conclusiones.

1. Pero cómo me gusta el cine negro clásico.

2. Pero cómo me gusta el cine de Jacques Tourneaur.

3. Pero cómo me gustan las malas que meten al detective en problemas.


La película es una maravilla oscura, densa y pesimista. Creo que aparece una de las malas más malas del cine negro (ni una verdad sale por su boca) y ver a Robert Mitchum estólido y sin poder girar el cuello siempre es agradecido. Una fotografía excelente y un montón de frases duras en bocas de tipos más duros todavía que se convierten en corderitos degollados por unos ojos bonitos.

2 comentarios:

insermini dijo...

es una maravilla. Mitchum, tan cachondo él, se refería a ella como "otra película iluminada con cerillas"

Jorge dijo...

De pequeño era habitual la frase "Si sale Robert Mitchum seguro que es buena".

Me encantan estas películas de iluminación cerillesca (no conocía el concepto y lo hago mío).

Y las malas son las mejores.