martes, 11 de diciembre de 2012

"El diablo a todas horas" de Donald Ray Pollock

Una de mis últimas lecturas. Y sigue rondando.

El diablo a todas horas, Donald Ray Pollock, Libros del silencio, 2012

Hace cosa de algo más de un año y medio, escribí cuatro líneas sobre un libro de cuentos que me pareció lo mejor que había leído hasta ese momento y del que decía que con seguridad sería lo mejor que habría leído en lo que quedaba de año. Me estaba refiriendo a Knockemstiff de Donald Ray Pollock y, efectivamente, fue el mejor libro leído en el 2011 con mucha diferencia. Una obra dura, cruda e irónico y el pensamiento insistente dentro de mi cabeza que me iba machando, estás leyendo algo grande.

Se acaba el 2012 y llega a las librerías el nuevo libro de Donald Ray Pollock y su primera novela. Volvemos a la esa maldita hondonada de Knockemstiff de la que es imposible salir y volvemos con una historia cruda, dura, violenta, sucia, oscura, malsana, irónica y... tierna. Personajes que buscan la salvación, la felicidad y salir del sucio agujero donde viven, pero siempre lastrados por su propia incapacidad. Pero, veamos, que nadie se lleve a engaños. Aquí no hay estudiantes de bellas artes con problemas morales. Aquí hay psicópatas con ínfulas artísticas, camareras degradadas que conservan algo de una patética inocencia, polis corruptos, falsos predicadores, veteranos de una guerra que erigen un altar de sangre en mitad de un bosque, sueños destrozados, muertos, sangre y una catálogo de barbaridades que incomoda.

Y sí, vuelven las sombras de Caldwell, de O'Connor, de Faulkner, y se añaden Cain y Thompson, pero siempre conservando una voz personal y un estílo preciso y ajustado. Porque si Donald Ray Pollock no fuera un gran escritor, este libro no se aguantaría. No hay melodrama ni hay tremendismo pese a lo que cuenta y lo fácil que resultaría con tanta sangre, violencia y degradación.  No se recrea, lo retrata... y lo hace así porque para los personajes esta violencia es su día a día, su cotidianidad...

Una gran novela, una gran lectura... de las que sacuden por dentro y resultan hipnóticas y fascinantes por lo que cuenta y, sobre todo, por como lo cuentan. Una técnica narrativa que despierta una terrible envidia.

8 comentarios:

Txema dijo...

Hola Jorge, apunto tu recomendación, que tiene buena pinta. A ver si le puedo echar un ojo este fin de semana.

¡Un saludo!

Vero dijo...

Lo vi el otro día en la librería y me llamó mucho la atención ya solo por el título y cubierta. Tengo que hacerme con uno de los dos libros del autor, que suenan bien.

Mara Oliver dijo...

Mmm, pues lo mismo se convierte en un regalo de navidad "sangre, violencia y degradación" y los personajes que has descrito, sin entrar en la prosa, es un reclamo que me funciona siempre.
Besotes!!!

insermini dijo...

me lo apunto. Jorge, has leído Todo arrasado, todo quemado, de Wells Tower? me gustó mucho

Rusta dijo...

No es para nada de mi estilo, pero me quedo con el nombre del autor por si alguna vez me sirve como recomendación/regalo.

Besos.

Jorge dijo...

@Txema, es muy buena. Y muy dura, pero creo que ir de viaje una temporada a esa maldita hondonada merece la pena. Eso sí, advierto que uno sale sucio.

@Vero, si puedes, primero el libro de cuentos. Pero prepárate para un puñetazo duro y directo. Tiene alguno de los mejores cuentos que he leído en años.

@Mara, y lo que se aprende de técnica con este tipo. Sangre, violencia, humor negro, degradación...

@Insermini, no lo he leído, pero investigaré. Para empezar el 2013 (si los mayas nos dejan, claro).

@Rusta, quédate con su nombre. Para mí, uno de los mejores autores americanos actuales. Si conoces a alguien que le vaya lo duro, adelante. Gran novela y gran libro de cuentos.

Krust dijo...

Una novela estupenda, desde ya un clásico de culto de este siglo XXI.
Coincido contigo en alabar ese estilo o técnica propia de Pollock que me ha sorprendido muy gratamente.
Una historia de redención sin concesiones a la galería mojigata de la literatura contemporánea...
Muy recomendable. Saludos.-

Jorge dijo...

@Krust, gran historia, grandes personajes, gran estilo. Me quedo corto, muy corto. ¿Has leído los cuentos? Hay un par en el libro que son de lo mejor que he leído en decenios.