jueves, 20 de diciembre de 2012

Por si mañana se acaba el mundo...

... deciros que ha sido un placer, en serio. Estar tantos años escribiendo tonterías y que al otro lado de la pantalla hubiera alguien que las leyera y se riera, o que pensara menudo imbécil, o que llegara aquí buscando una horrible fotografía y la encontrara, a todos, muchas gracias. Cuando faltan unos minutos para que

- empiecen caer meteoritos del cielo y muramos todos con las carnes requemadas, chillando de dolor y oliendo a pelo quemado.
- se levanten los muertos y me tengáis que dar todos la razón y jodeos jodeos jodeos.
- las máquinas se rebelen y quieran matarnos, los cajeros no den dinero, los aparatos de reproducción solo emitan conciertos de David Bisbal y los vibradores conviertan el placer, en culpa.
- se abra la tierra y hordas de mayas que han estado esperando el momento perfecto para la venganza aparezcan por nuestras calles cabalgando... otros mayas.
- los políticos de todas las fuerzas se arranquen la cara y descubran su verdadera identidad: extraterrestres con ansias de poder y fascinación por Benidorm y nos explique que todo no ha sido más que una conspiración para atontarnos.
- sea de obligado cumplimiento hablar en el cine y en los conciertos de jazz.
- Lovecraft no escribía ficción sino que lo suyo eran advertencias.
- otros.

pienso en lo que ha sido mi vida y, oye, pues para quien la ha vivido no ha estado tan mal. Vale que han habido malos momentos, pero veo dónde estoy ahora y, oye, pues mola. Tengo a A. en mi vida que es la más mejor mujer y me quiere por quien soy y está muy buena y le gusta la fantasía y los dragones y hace dibujitos. Y los nenes y la familia más cercana porque hay otra que vamos vamos y un trabajo que me gusta y realiza pese a todo y grandes, aunque cansinos amigos y la partida de los lunes y los blogs con los que he conocido gente muy maja por todo el mundo a los que aprecio y considero tan cercanos como para dejar que me inviten a cenar y los gatos y he leído siempre lo que me ha salido de la punta del pijo y escribo para hace feliz a la gente y para que se rían y creo que más o menos lo voy consiguiendo y...

Vamos, que guay. Y si ahora pasa algo de lo de más arriba, pues adelante porque ha sido una buena vida.

- Cursi.
- Ya te digo. Un noño.
- Atontolinao que está el muchacho.

Eso sí, si mañana el mundo no se ha acabado, pues esta entrada no ha existido y sois todos unos gilipollas, ¿queda claro?

Y aquí mi contribución a la paranoia del fin del mundo...


¿Quién dijo que el cine francés es aburrido?

4 comentarios:

Mara Oliver dijo...

:O el corto es... COJONUDO!!! te voy a tuitear ya pispo, jejeje :D

Si acaba el mundo, que sepas, que ha sido un placer y un honor volar contigo ;)
Mil besotes!!!

Carlos Pérez Cruz dijo...

A ver, antes de que esto se venga abajo... que lo de hablar en los conciertos de jazz ya es de obligado cumplimiento. Intenta que se callen... te miran mal. Ergo, el maleducado es el silencioso...

Oye, ¿no está tardando demasiado en venirse abajo esto?

Jorge dijo...

@Mara, no sé por qué me imaginaba que el corto te haría gracia...

Y sí, ha sido un placer navegar un tiempo juntos. Pero si el fin del mundo no se produce, esta conversación no la hemos tenido nunca.

@Carlos, es costumbre, no es ley. Y sí que cada vez es más maleducado pedir silencio y respeto por el que toca... interrumpimos una llamada, una twit (¿se dice así?) o una foto del instagram... Los silenciosos somos unos egoistas.

Sí, tarda... supongo que se esperan a la traca final.

A dijo...

Al final no se ha acabado el mundo. ¿Ves que bien? Podemos volver a quejarnos de lo malo y dejar de valorar lo bueno. Pero si quieres seguir un rato diciendo cosas como que estoy muy buena me parece estupendo. Que te quiero por como eres, por Pratchett, ya te lo diré yo con mayas o sin ellos.