martes, 8 de septiembre de 2015

Sobre una de esas noticias que dicen que cambia la vida, pero no sé... mientras no se parezca a Bela Lugosi

Han pasado tres meses, y como manda la tradición, ya lo puedo decir.
Resulta que A. está embarazada.
Y, por tanto, voy a ser papá.


Y sí, pese a la sorpresa de muchos, yo soy el padre. Sé que esto ha causado diversas reacciones que van desde la gracia (¡Jorge con un niño!), hasta la preocupación (Pero, A., sabes que el padre es Jorge, ¿no?) o la estupefacción (Entonces... ¡Jorge no es virgen! ¡Quién lo hubiera dicho!), pero sea como sea vamos a ser padres, pero solo A. se está llevando los mareos, los ardores, las molestias, las pruebas y los análisis.

Para A. será el tercero, para mí será el primero.

Y con el anuncio de tener un hijo vienen los miedos que han perseguido a todo aquel que será padre.
¿Seré un buen padre?
¿Lo haré bien?
¿Soy justo por traer a un ser vivo a este mundo superpoblado y repleto de cabrones?
¿Y qué pasa si se parece a Bela Lugosi?
¿Y si estamos trayendo a la vida a un nuevo Stalin?
¿O al que pondrá de nuevo de moda la lambada?
¿Es mejor que sea niño o niña?
¿Volveré a dormir tranquilo una noche?
¿Me seguirán haciendo gracia las películas donde los niños son malvados o las pasan putas?
¿Es verdad que durante más de un año me convertiré en una figura secundaria conocida como no-bebé o no-mamá?
¿Se supone que ahora tengo una responsabilidad con el mundo y tengo que dejarlo mejor de lo que lo he encontrado?
A pesar de mi evidente antipatía, ¿me veré cercado de consejos ridículos y supersticiones varias?
¿De verdad Buffy y El Doctor son tan malos nombres?
Y, lo más importante, ¿se verán afectadas de alguna forma mis partidas de rol?

Capdemunt puedes dejar de reírte.

Ahora a esperar. Según las pruebas que nos dieron ayer el crío estará hecho para mediados de marzo... sobre el trece o así, vamos que echando cálculos y tal... no, no me libro de Sant Jordi con el permiso de paternidad. Primera decepción, y eso que no ha nacido. Si es que...

Ayer, por cierto, fuimos a la primera ecografía. Sí, claro, que emocionante y todo eso de ver como se mueve... eso... dentro de la barriga de A. y oír el corazón, pero a la vez fue muy decepcionante. Me explico.

Desde hace muchos años soy muy aficionado a ciertos documentales que se pueden encontrar en páginas especializadas por internet donde señoras y señores, señoras y señoras, señores y señores, señor, señora y señora, señor, señor y señora y varias combinaciones más demuestran sus afectos y los afectos que se producen en el día a día de varios oficios. A saber, bomberos, electricistas, mayordomos, masajistas, profesoras de yoga, miembros del honorable gremio de maestros y educadores, etc. Y enfermeras. y doctores, claro. Así que en el momento en que hicieron que A. se quitara los pantalones y la ropa interior y la hicieron tumbar en una camilla con estribos, y una de las enfermeras se armara con un aparato de aspecto fálico, le colocara algo parecido a un condón (toda precaución es poca y de alguna parte salió Terminator, ¿no?) y un gel en la punta para que todo vaya suave, suave, se acerca a A. y le dice algo así como relájate y... zasca, venga dale dale, pues yo estaba en una esquina observando todo eso y pensando, ¿dónde está la música? ¿y las demás enfermeras? ¿y las posturas imposibles? ¿Por qué no me invitan a acercarme? ¿Mienten los documentales? ¿Estoy equivocado? ¿O es que este es otro problema de la sanidad pública y los afectos enfermeriles se encuentran en la privada? ¿Acaso estoy errado?

Nada de cariños, nada de afectos, nada de erotismo latente, ni jadeos.
Silencio, profesionalidad y un test de Rorschach en movimiento en la pantalla.
- Y ese es el embrión. Se ve muy bien, La cabeza, los bracitos, la columna...
Manchas en blanco y negro que se mueven mucho. No acabo de distinguir nada y hago un acto de fe. Es extrañamente emocionante, pese a lo decepcionado que me siento.
- ¿Qué tal?
- Bien, se mueve y tal. ¿No te recuerda a Bela Lugosi, A.?
- No.
- No sé, no estoy tranquilo.
- No se parecerá a Bela Lugosi.
- Bellucci te oiga. Y mientras no sea pelirrojo.
- Al menos ahora tienes tema interminable para el blog.
- Eso sí.

Advertidos quedáis.

9 comentarios:

Rusta dijo...

¡¡¡FELICIDADES!!!

Miyu dijo...

Enhorabuena a ambos! (en éstos casos se da la enhorabuena, no?). Esperemos que no se parezca a Bela Lugosi (quizás tendría su encanto, hay que mirar el lado bueno también, venga). No puedo dar ningún consejo porque yo no soy madre, pero dicen que tener prole es una buena experiencia, así que seguro que estará bien y será bueno. Y a ver si se enrolla y nace hacia Sant Jordi, que mira, es bonito también y así te libras un año :P

Mara Oliver dijo...

jejeje, pero qué peaso de post tan maravilloso!!! me he reído y emocionado un montón :') estoy superfeliz por vosotros ¡¡¡ENHORABUENA!!!

Con lo de los nombres me habéis acojonao, (A. creo que estaría bien eso de que los que os queremos podamos vetar nombres: si es niño no vale Rincewind, ni Gandalf y si es niña no se le pone Arwen, ni Leia... aunque Eowyn siempre es una opción ;)
Espero que A. esté bien y se le pase pronto el cansancio de los primeros meses y ahora entiendo que hayas decidido sufrir con ella los altibajos, estarás bajo el influjo maligno de Nicolas Cage durante todo el embarazo, qué fuerte eres, Jorge :P
Me pregunto qué película tocará esa maravillosa semana de marzo que llegue el pequeño o pequeña conquistador del mundo mundial :D
Es un noticia maravillosa.
os queremos <3 <3 <3

Tinuwel dijo...

Según lo planteas he dudado entre darte la enhorabuena o el pésame... xD
Pero me he decidido por la enhorabuena para ambos :D ¡Que se haga corto y llevadero para A.! Y que no se parezca a Lugosi... :S
Como carezco de experiencia alguna no tendrás ningún consejo de mi parte, aunque en tu lugar me limitaría a disfrutar de los acontecimientos según se vayan sucediendo. Imagino que eso de las pataditas tiene que tener alguna emoción ¿no?
¡Disfrutad todo lo que podáis! Y espero que no os convirtáis es otra pareja más de padres que pierden el sentido de la realidad por tener un hijo, que de esos ya he conocido varios y no molan nada ;)

Nina dijo...

Si en niño o niña no se llama Nikolaevich me indigno asi mucho.
Felicidades, tendra el mejor papa lector del mundo.

insermini dijo...

Seguro que sí, que se te da bien lo de ser papá. Y ya estás entrenado. Felicidades!

por cierto, estoy leyendo una novela que me recomendaste hace eones, Siempre hemos vivido en el castillo. una maravilla

Belldandy dijo...

Ay, ay, ay, ay!!! Un tiempo sin pasarme por aquí y la que has liado! Muchas felicidades a los dos y espero que las fases de mareos, nauseas y demás de A. se pasen rápido y que todo vaya de maravilla =D

Sobre la ecografía, a mí me hicieron una hace un par de días (no por embarazo, desde luego XD) y, sinceramente, no vi una M de lo que decía la ginecóloga que veía de mis ovarios... Es un misterio cómo descifran algo de esas imágenes.

Ya nos irás contando. Un beso!!!

Montse dijo...

Jorge, mil felicidades!!!!!! Un fuerte abrazo para ti y para Alicia, me alegro un montón por vosotros!! :)

Lola Alted dijo...

Después de estar desaparecida tanto tiempo, me pongo al día con tu blog y leo esto :')
Así que, mi enhorabuena!!

Saludos!