viernes, 17 de julio de 2009

Algunas cosas que he hecho estos días

1. Trabajar a destajo. Temporada de libro de texto. El apocalípsis. Si me quejaba para Sant Jordi aunque luego resulte bonito, imaginaos lo que me quejo ahora cuando esto se acabará a mediado de octubre y no resulta nada bonito.

2. Tener un tapón de cera en el oído izquierdo. Consecuencias:
2.1. No oía con normalidad.
2.2. Entender lo que vivieron Goya y Beethoven. Todos los genios nos parecemos.
2.3. No escuchar música durante cuatro días porque no oía las notas graves.
2.4. Decir cada dos por tres "¿Qué?".
2.5. El temor de que la única forma de curarme sería amputarme las orejas. ¿Y qué hago yo sin ellas hasta que me crezcan de nuevo?

3. Leerme un par de novelas juveniles y meterme cada vez más adentro de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. Si ya digo yo siempre que vivimos inmersos en lo fantástico y no nos damos cuenta.

4. Leer por enésima vez Donde viven los monstruos.

5. Asistir a una reunión en una editorial en Barcelona para que nos enseñen las novedades de Navidad. Atención al nuevo álbum ilustrado de Benjamin Lacombe (pienso especialmente en A. y en Annabel).

6. Librarme por los pelos de la violenta intromisión de dos mormones con pintas de nazis que me querían mostrar el camino de la salvación y las llaves del paraíso. Me libre de ellos con un simple "Lo siento, no quiero saber nada de Jesús".

7. Irme a quitar el tapón de cera. Tres jeringas enormes de agua caliente por el oído, cera suficiente para hacer un cirio a Santa Monica Belluci, madonna de lo devotos de la belleza, una enfermera sin sentido del humor y oír el mar en los oídos cuando paseaba por el Passeig Verdaguer.

No fue culpa mía que la cera saliera de mi oído a presión...

8. Llegar tarde por primera vez a la librería en casi cuatro años. Me dormí.

9. Leer un poema de Àngels Castellà en un recital de poesía.

10. Asistir impotente a un asesinato poético en ese mismo recital.

11. Comer y cenar mucho fuera de casa.

12. Ver cortometrajes por el tubo con A. y reírnos mucho. Especialmente con éste:



13. Fumar un poco demasiado.

14. Cenar con unos amigos en Cal Font y pedirles que me traígan dulces de Bilbao.

15. Escribir varios mails pendientes y comprobar la cantidad de mails pendientes que aun tengo por escribir.

16. Seguir vigilando a los vecinos de enfrente y ver como mis sospechas se confirman cada día más.

17. Hacer pompas de jabón.

18. Preparar la entrada explicando la historia de Los jalapeños, clara ganadora... Os quedáis sin Manila, muchachos.

19. Enseñar a leer a mi superejercito de hombres radiactivos.


Ya se me aguantan solos de pie.
Ahora a conseguir que aprendan a mear dentro de la taza del water.


20. Aprender que es lo contrario a una paralela y olvidarlo al día siguiente.

21. Quedarme en calzoncillos en mitad del passatge Capità Galí de Igualada.

22. Que sin gafas me siento desnudo y vulnerable.

23. Otras cosas que, o no vienen a cuento, o he olvidado.

24. Bañarme en una piscina. Años hacía.

25. Leer fragmentos desordenados de Rayuela en la mejor compañía.

5 comentarios:

Bellota dijo...

Viva el verano! o no?

Capitán Chistorra dijo...

El tiempo te cunde de lo lindo...
Hay cosas que me hubiera gustado presenciar: lo de irte a sacar el tapón de cera habría estado bien, los mormones por supuesto, y lo de quedarte en calzoncillos... no tiene precio! (hay fotos al respecto?).

Por cierto, desde tu entrada sobre la pareja homicida, cada vez que paso por delante del piso en cuestión me da un "nosequé" que me hace mirar a la ventana haber si descubro algo mas. Ni en mis épocas de "Jóvenes Castores" estava tan intrigado...

Saludos y pajillas

-Anna- dijo...

Que bien!! Estás leyendo a Murakami!!! =) Es excelente...aunque no sé porqué es de esos libros que mientras más leo me da la sensación de que menos avanzo, decí que me gusta, sino sería eterno jajaja.
Me alegra mucho que estés disfrutando de las cosas de la vida...es algo muy importante :)

Un abrazo George!

Laura dijo...

Quedarte en calzonzillos en mitad del passatge Capità Galí????? Això té història!

Muaks!

Annabel M. Z. dijo...

que estrés, nene...

Estaré atenta, pues. ;)