lunes, 31 de agosto de 2009

Erotismo y palabra

"Yo no meto la mano en la braga, prefiero adivinarte a través de ella. Hay que seguir el elástico, la piel. Desciendo el nacimento del muslo, donde la piel se hace más suave. Rozo tu sexo hinchado, prisionero del tejido. ¿Lo sientes? Mi dedo acaricia tus labios. Primero uno, después el otro. Se protegen. No me toques. ¿Qué pasa? ¿No te sientes protegida? Me gusta tu braga porque es una barrera. Lo que me das es aún más preciado, pero, ¿me lo das o me dejas cogerlo? ¿Te gusta que me adentre aún más en tus secretos? Tú todavía no has reflexionado sobre eso."

Jean-Hughes Anglade a Marie Trintignant en Nuit d'été en ville, Michél Deville, 1990


Y sí, podríamos hablar de influencia.

4 comentarios:

Casteee dijo...

Esto tan erotico lo puedes un lunes de vuelta de vacaciones al mediodía??, ains no tienes consideración :P

Me apunto la peli ;)

Besitos

Cesc dijo...

Esta me la tienes que dejar Jorge!!!

Annabel M. Z. dijo...

Pobre Marie, se la cargó el cantante de Noir Désir, su novio, a golpes.
Al ver su nombre se me ha borrado el relato de la retina...

Jorge dijo...

Castee: el erotismo no tiene ni fecha ni horario... y normal regreso.

Cesc: ya te dije cenando.

Annabel: sí, lo sé. Marie... qué decirte de uno de esos mitos eróticos de los quince años (cuando vi la película). Una muerte injusta y ridícula.