jueves, 22 de octubre de 2009

Cuarto día de vacaciones

Jueves. 11:31. Tiempo: gris, llueve. Vestido de igual modo que el martes (la consabida ropa de ir por casa). Recién duchado. Me tengo que afeitar; además, la barba me crece a retales y, como dice siempre mi padre, parezco un loco. O como dice uno de mis camereros habituales, "pero afeitate hombre, serás guarro". No sé porque sigo iendo a ese bar. Suena en la radio un disco de la Spanish Harlem Orchestra que pillé ayer de la biblioteca. La casa está ordenada. Siento la pereza y la modorra pese a que hace ya un par de horas que me levanté. El café con leche me ha quedado bueno y he desayunado dos tostadas de pan de payés con aceite. No sé por qué, pero últimamente es lo que me apetece desayunar. Tengo que ir a comprar butifarra para hacer la comida aunque la idea de salir a la calle con esta lluvia me tira para atrás...

La foto no es de Igualada. De momento, y hasta que el cambio climático no lo solucione, no tenemos paseo marítimo.

Suerte que tengo mi supergorra nueva para días de otoño/invierno. A. dice que me queda pequeña. No sé, yo creo que, como en aquel cuento de Woodhouse, el problema no es de la gorra, es de mi cabeza.

Y de vacaciones. El cuarto día. Es curioso lo que pasa en vacaciones... Siempre se hacen planes. Y de varios tipos:

Ambiciosos: Iré a descubrir las verdaderas fuentes del Nilo (que, por cierto, como todo, están en Igualada)
Domésticos: Ordenaré los armarios.
Imposibles: Me leeré el Ulyses de Joyce.
Míticos: Descansar.

- No es divertido.
- Más bien diría patético.
- ¿Dónde está tu ingenio, Jorge?
- Yo que sé... ¿no está con vosotros?
- Nop...
- A ver si lo encontráis.
- Valens... Tú sigue.

Pues eso que se hacen planes que no se cumplen. En mi caso han sigo los siguientes:

- Releer La broma infinita.
- Volver a ver La trilogía de la venganza.
- Escribir mi proyecto de novela cómica total (lo siento, no hay enlace).
- Escribir no sé cuantos mails pendientes.
- Hacer un par de llamadas.
- No hacer nada durante un buen rato.
- Volver a hablar con mi diseñador del tema de los trajes para mi super ejercito de hombres radiactivos con los que pretendo conquistar el mundo y erigirme como tirano megauniversal y despiadado, pero encantador y con un particular sentido del humor. La propuesta que me hizo es ésta:


Y, qué queréis que os diga, cuando entre en vuestras ciudades con mi ejercito, pues muy serio no va a parecer. No sé... esto de querer dominar el mundo es más complicado de lo que pensaba.

Y de momento no se ha cumplido ninguno de estos planes. Salen otros o cuando hay el tiempo para hacerlo, pues se prefiere hacer otra cosa como tumbarse en la cama en la mejor compañía y... hablar, claro. O ver dos películas seguidas. O quedar con una amiga para desayunar. Mirar escaparates.

¿Y me preocupa no haber hecho de momento nada de lo que me había propuesto? La verdad, no. En absoluto. Supongo que parte de la gracia de las vacaciones es saltarse cualquier plan que se hubiera hecho.

- Jorge, Jorge...
- Dime.
- Hemos encontrado tu ingenio.
- ¿Dónde estaba? ¿De vacaciones?
- Nop, estaba imaginando.
- ¿El qué? ¿Nuevos chistes, nuevas gracias con las que sorprender y admirar a los lectores?
- Esto... no... que dice que él también está de vacaciones e imagina lo que quiere.
- Y es...
- Esto.


-...
-...
-...
- Sin palabras. Cierro esta entrada. Me siento avergonzado.

- ¿Se fue Jorge?
- Sí.
- En serio tenemos que hacer algo. Este blog está degenerando. ¿Dónde se quedaron las reseñas de libros o películas? ¿Las entradas noñas de tipos saltando sobre un charco? Ha puesto un dibujo de superheroinas atadas... Esto es lo más bajo en lo que ha caído este blog. Debemos recuperarlo por el bien de los lectores.
- Venga... pues... llevamos hablando de revolución una temporada, pero no hacemos nada. ¿Cuándo empezamos?
- Pronto... en cuanto superemos la pereza.
- Bendita pereza.

9 comentarios:

Montse dijo...

Vaya, lo has hecho. Has puesto una imagen de los Gen13... ¡Los odio!

Jorge dijo...

Montse: ¿Y quién son esos? ¿A quién te refieres? ¿Al chino o las chicas atadas?

Cesc dijo...

Para cuando el señor quiera podemos hacer un café...

Disfrute, disfrute...

Capitán Chistorra dijo...

La chinita está que te cagas de buenorra... y las chicas atadas... hay chicas atadas?? No las he visto!

Saludos y pajillas

Montse dijo...

Las chicas se llaman, de izquierda a derecha, Sarah, Caitlin y Roxy. Son la parte femenina de un grupo de superhéroes adolescentes a los que ODIO que tienen un factor gen 13 que es lo que les da los superpoderes. Las tías son así y los tíos son musculitos guaperas, y encima todos viven en California (La Jolla), aunque por lo que he visto algunas de sus aventuras transcurren en Nueva York. Y los odio porque no CALLAN!!!! (vale, a ti te da igual, son tías buenas... ¡pero yo me he desahogado!)

Besos, y disfruta de las vacaciones :))

María dijo...

Hola Jorge,
Hace tiempo que no he venido a ver qué pasa por aquí. Es que con los estudios no tengo ni un minutito para vivir... Pero bueno, no importa.
Todo sigue más o menos igual. Estoy contenta. Lo he visto, leido, escuchado todo. [sonrisa]
Y ahora, ¡ a estudiar otra vez María !
Te mando un beso de Francia.
Hasta luego.

Jorge dijo...

Cesc: para la semana que viene le digo algo. Lo estoy haciendo.

Chistorra: ¿qué ocurre? ¿algún genio maligno está confundiendo su poderosa y arrasadora visión? Se fija antes en la chinita que en las mujeres atadas con lo mucho que le gustan... Me tiene preocupado.

Montse: aclarado queda. Desconocía el cómic. Mis esfuerzo frikis se concentran ahora en la ciencia ficción y la fantasía épica. Y sí, me da igual. Y a mi ingenio no te digo nada... No quieras saber lo que está imaginando hoy...

María: A estudiar un rato más y a descansar, ¿eh? Sí, todo sigue más o menos igual aunque el día menos pensado todo puede cambiar... o no... ya veremos... todo dependerá del viento que sople. Un beso para usted, petite hirondelle.

Albert {in itinere} dijo...

Exactamente. Unas vacaciones sin incumplimiento de planes, que quieres que te diga, no son vacaciones. La vacaciones sirven para INCUMPLIR. Vamos, que las estás disfrutando, seguro.

De la trilogía de la venganza solo he visto Oldboy, y solo por ella ya valdría la pena verla toda. Seguro.

Jorge dijo...

Albert: pues ya puedes ponerte con las otras dos. Valen mucho la pena.