martes, 23 de marzo de 2010

Algunas recomendaciones literarias para este Sant Jordi

Soy conscinte que tengo por lo menos cuatro temas pendientes. A saber:

1. Resolución del caso de asesinato que tiene en vilo a todo un país (entiénsase país según el gusto de cada uno).
2. Manila.
3. Crónica de una obra.
4. Crónica de la exposición de fotografía a la que asistí el viernes pasado.

Pero como hoy es 23 de marzo de 2010 tendremos que hablar de libros. ¿Y por qué? Porque dentro de un mes exactamente y a esta hora estaré agonizando en la Plaça de Cal Font entre palmas y alegrías, no, entre libros y rosas. En un mes Sant Jordi. Y como el tiempo apremia y los otros temas pueden esperar unos días más, hago otra de esas entradas palo donde recomiendo libro que comprar y/o regalar este Sant Jordi.

La Celestina, Fernando de Rojas, col. Clásicos readaptados, ed. Vicens Vives, 2009. No estamos ante una nueva adaptación del texto clásico de la literatura española, sino ante la readaptación definitiva. Si primero fue modernizar la ortografía, luego modernizar la sintaxis, hacer el texto más corto, ponerle dibujitos, 3d, premios y pasatiempos, final feliz y todo eso, y aún así los jóvenes estudiantes no se leían la novela, Vicens Vives da con la solución definitiva. Un reajuste total del texto para acercarlo a los jovenes a su idioma. Un ejemplo de esto es el siguiente:

El principio clásico de La Celestina dice así:

CALISTO.- En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios.
MELIBEA.- ¿En qué, Calisto?
CALISTO.- En dar poder a natura que de tan perfecta hermosura te dotase, y hacer a mi inmérito tanta merced que verte alcanzase, y, en tan conveniente lugar, que mi secreto dolor manifestarte pudiese. Por cierto, los gloriosos santos que se deleitan en la visión divina, no gozan más que yo ahora contemplándote.

¿Y qué opinan los estudiantes de este principio?

Sheila: Un rollo. No logro entender nada.
Raúl, el pencas: No entiendo una mierda. Es que los curas no me gustan nada.
Maite: No me aclaro. Me aburre y no dice nada de los problemas de la juventud real.
Pau: Es el responsable de mi fracaso escolar. Como no lo entendía creía que era tonto. Me fustré, acabé dándome a las drogas y mis padres me echaron de casa. Intenté entrar en el mundo del porno, pero me dijeron que sin conocimientos mínimos del renacimiento español y de la poesía trovadoresca occitana, que no tenía futuro como rabo de alquiler. Ahora malvivo en esta barriada fumando cocaina, comiendo cristales y cortándome dedos con el sueño que un día me entrevisten los de Callejeros.

¿Y cómo es la nueva versión de Vicens Vives?

CALISTO.- En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios.
MELIBEA.- ¿En qué, Calisto?
CALISTO.- En dar poder a natura para que te diera esas tetas tan bonitas. ¡Pero qué buena que estas jamona! Dame tu mail que te busco en el facebook y te doy un toque. Que tengo un secreto dolor de huevos sólo con verte. Que prefiero verte a ti que una nueva versión porno de Caperucita Roja.


Y los estudiantes que han leído esta nueva versión opinan:

Carla: ¡Fantástica! La he leído toda y eso que tiene cuarenta páginas.
Roser: Me encanta la parte en que Melibea descubre que Calisto es un vampiro. ¿Por qué no hay criaturas no muertas así en el insti?
Ricardo: Brutal. La he leído toda y la he pillado casi toda. ¿Es cierto que harán una peli donde Elsa Pataky hará de la bella, hermosa y buena tia de Celestina?

De los autores de 1001 libros que hay que leer antes de morir, de 1001 libros que hay que ojear antes de morir, de 1001 libros que no debes leer si no quieres morir, llega su nuevo éxito 1001 libros que hay que decir que has leído aunque no los hayas leído si no quieres quedar como un memo delante de tus amigos antes de morir . Una espectacular selección de esas lecturas que todos decimos que hemos leído, pero que en verdad nadie se ha atrevido a pasar de su primera hoja. Autores como Virgina Woolf, Samuel Beckett, Violeta Desnou, Ferrandis, Cervantes, o libros como Moby Dick, La montaña mágica, El hombre sin atributos, La sonrisa de la Mora Ratisa. Libro profusamente ilustrado y sin una sola reseña porque ni siquiera los autores del libro se los han leído. Un ejemplo brutal de cultura falsa y fraudulenta que te hará pasar por inteligente delante de amigos, conocidos, familiares o muchachas/muchachos que se conoce en un bar y se mantienen fantasías sexuales mientras se comenta el Polifemo de Góngora.

Después de los éxitos de Duermete niño, A comer y A jugar, el doctor Estivill presenta su nuevo libro para la reeducación mental y social de los más pequeños: A callar. ¿No resulta molesto a los padres estar viendo una película y oír respirar forzosamente su pequeño? ¿No es crispante estar viendo tu correo y sentir la cháchara interminable del pequeño de la casa explicando no se qué tonterías de palizas en el colegio? Este nuevo manual enseña a corregir esas desviaciones de los reyes de la casa con sencillos ejercicios pavlovianos y juguetes con electroshoks. Si se compra este libro por Sant Jordi, la editorial regalará un fantástico peluche castrador de emociones, un set de estabilizción emocional y una práctica guía con frases que encauzarán al pequeñín por la buena senda:

- Me estás avergonzando.
- ¿Qué dirá la gente?
- ¿Es que siempre tienes que estar llorando?
- Anda, vete a jugar y no molestes.
- ¿No podrías ser como tu hermano?

Advertencia: Los padres que compren este libro y no cumplan con sus consejos corren el riesgo de que un día el doctor Estivill se presente en su casa y les aplique un severo correctivo que incluye, entre otras cosas, dolorosas collejas.

Próximamente más.

3 comentarios:

enrojecerse dijo...

pues a mi la Celestina me gustó, y eso que la segunda versión nunca llegó a mis manos.. jaja:)

Ridícula dijo...

Yo quiero ser librera de mayor...

Jorge dijo...

enrojecerse: a mí siempre me ha costado la novela de Rojas. No me la supieron vender en el instituto. La segunda versión es más amena. Sobre todo la parte en que sale los hombres bombona de butano.

Ridícula: pues nada. Ya tienes proyecto. ¿Y por qué esperar a ser mayor?