domingo, 22 de febrero de 2009

Esta semana que se acaba he tenido cinco días libres. Se me debían dos días de vacaciones del año pasado y como trabajé algunos festivos pues me han dado dos días más. En total hacen cuatro que si los pegamos al domingo hacen cinco. La primera intención fue irme unos días fuera pero se impuso la cruda realidad del siempre sucio tema del dinero y en un acto inusitado de responsabilidad me he quedado en Igualada haciendo algo que he hecho muy pocas veces cuando estaba de vacaciones: descansar.

Así que han sido unos días donde he hecho muchas cosas con la sensación de hacer pocas. Solo lo que me apetece. Y con la calma. Que nos engañan diciendo que cada minuto hay que aprovecharlo y exprimirlo cuando los días de vacaciones son para no tener la presión de vivir cada minuto y dejar que se deslicen indolentes mientras se lee un libro acompañado de una cerveza. Aquí una lista de lo que he hecho estos días que me han devuelto energía y ganas de comerme el mundo.

1. Dormir hasta razonablemente tarde sin sentirme culpable.

2. Cenar en casa de unos buenos amigos una deliciosa lasaña y buena conversación.

3. Meterme a leer Apocalipsis de Stephen King con sus mil quinientas páginas. Mira que cuando quiere Stephen King puede llegar a ser muy bueno.

4. Escuchar a Aretha Franklin.



5. Comer con una buena amiga. Y cenar con esta buena amiga un par de días después.

6. Apuntar algunas buenas ideas para mi testamento.

7. Ver Ojos negros de Nikita Mikhalkov con un insuperable Marcello Mastroiani. Me divierte y me emociona esta sencilla película basada en algunos relatos del maestro Chéjov. Y es que realmente al final de nuestra vida nos quedan muy pocas cosas porque gran parte las perdemos por cobardía. Una canción, un paisaje, unos ojos.

video

8. Escribir. Poco, de acuerdo, pero ya es más de lo que he hecho últimamente.

9. Pasear por mi ciudad.

10. Ver los escaparates de las agencias de viajes. Posibles destinos: volver a La Habana, Argentina, Cabo Verde, Finlandia, Puerto Rico, México, París, Londres, etc. Ir a conocer la meseta, el norte, Andalucía, y Catalunya, que soy de aquí y poco la conozco.

11. Echar de menos.

12. Estar muy satisfecho por como han ido estos días. Además, he escuchado la que es desde ya la frase del año. Una amiga hablando de ella misma después de una larga cena donde solo hablamos de sexo.

Es que lo piensas bien y... joer... que piensas, qué guarra soy, ¿no?

Y, seamos sinceros, ¿quién no puede adorar a una criatura así?

9 comentarios:

Bellota dijo...

Que bien un fin de semana taaaan laaarrrgooo. Y me ha gustado tu plan, de verdad que sí. Disfruta de lo que queda!
*Un besazo!

Cesc dijo...

Bueno. Sabes que estoy totalmente de acuerdo. Sólo se me ocurre una cosa: adoro las guarras...

Libélula dijo...

Hola Jorge!

Yo quisiera un fin de semana de 5 días... Lamentablemente, mis vacaciones están postergadas y el vil dinero siempre hace que me quede en mi ciudad. Y si decides venir para Argentina, aquí tienes una compañera para encontrarnos finalmente en un bar!

Besos enormes, Libélula.

Lunatique´s Eyelides dijo...

Jorge* te coloqué en el post del blog* la info que me solicitaste*


Saludines**

-Anna- dijo...

Yo quiero cinco días libres!!!! Pero tengo que estudiar!!!! Aunque tengo que confesar que el otro día me tomé un día entero para poder ver "El Padrino" I, II y III.

Me resultó lindísimo tu fin de semana extendido =). Coincido en que pocas veces nos dedicamos a descansar cuando tenemos tiempo libre.

Un abrazo!

Bruixadesol dijo...

Jo avui tinc el dia lliure. He llegit el teu bloc una estona... un plaer. Actualitzes tant, que normalment no tinc temps de dir-hi res, així que aprofito la tranquil·litat d'avui per dir-te que em va agradar el "Ponme cuarto y mitad". També aquest estil teu de la ressenya dels cinc dies lliures. Entre tots els plaers de què has gaudit, me n'interessen dos especialment. Digue'm morbosa si vols... què has apuntat al testament? pots contextualitzar les paraules de la teua amiga?

Res, curiositat malsana.

Jorge dijo...

Bellota: Disfruté lo que quedó... siempre con la calma... Ahora la cruda realidad de volver al trabajo.

Cesc: que vivan.

Libelula: primero, me gusta más esta nueva foto. Segundo, en mi viaje a Argentina cuento con ello. Y la invitación es recíproca. Tercero, yo me quedé en mi ciudad y disfruté estos días.

Lunatique: gracias a ti. Un detallazo. Me encantó su página.

Anna: ¿Seguidas? ¿Las tres seguidas? Dios... ¿no resultó agotador?

Bruixadesol: Ja parlaré algun dia de les disposicions testamentaries. Gens morbons, però crec que un s'ha de preparar. El contexte, be, parlant de fantasies i pràctiques. Ella ens guanyava de llarg i va dir la frase. L'adoro. I la curiositat es bona, no?

Juliana dijo...

paseando por blogs me encuentro nada menos con el de alguien que dice "haber hecho muchas cosas con la sensación de haber hecho pocas". Ya eso me atrapó y seguí leyendo. Interesantes cinco días han sido! Quizá al escribirlas la sensación cambió, no? Sean cuales sean, hiciste doce cosas mínimo! jaja. Besos desde Argentina! (a propósito,y en referencia a uno de tus puntos, buen destino para elegir visitar)

Jorge dijo...

Juliana, respondiendo a tu pregunta... sí, la sensación cambió. ¿Te puedes creer que se tiñeron de melancolía? Me alegra que una frase te atrapara. Ya sé que es un buen destino, pronto llegará.