domingo, 26 de agosto de 2012

Por los críos

Creo que ya dije que en Igualada estamos de fiesta mayor. Y, aunque pueda sorprender a muchos de quien aparece por este blog, no soy muy participativo. Quiero decir, que me parece bien que se haga una fiesta mayor con sus cosas y su gente y sus gigantes y cabezudos y sus bailes en la plaza mayor y los juegos tradicionales y las barracas de entidades y etc., pero yo no participo. Hace años, en mi época de actor / director de teatro amateur aun participaba en la fiesta mayor. Pero desde hace un tiempo he vuelto a mis orígenes, a hacer lo mismo que cuando era un mocoso: huir de los actos y de la gente.

El cartel

Pero hace unos años entró A. en mi vida y con ella vinieron Niño Lobo y Niña Zombie. Y con ellos apareció en mis días una nueva expresión que hasta entonces no conocía, "por los críos". Y por los críos aparecen padres de otros niños que hablan de niños y de cosas de educación y de si comen o están enfermos, reuniones en el parque después del colegio, fiestas infantiles, cumpleaños, quedadas "para que corran", etc. Yo no estaba acostumbrado a esto. Era un tipo de treinta y pico años bastante inmaduro que aun le hace gracia la palabra teta en una conversación y de repente me encuentro con una maravillosa mujer y sus dos churumbeles. Hay que adaptarse. Y no me quejo, que conste. A. es adicta a estar con niños y fiestas y maquillaje y juegos y manualidades y calle y gente, y sabe que a mí todo lo que esté relacionado con gente pues no me gusta. No me obliga ni me siento obligado y cuando participo en estas cosas de críos lo hago porque quiero compartir un momento especial con ella y sus hijos.

Como ayer. Un concierto. A las diez de la noche en la plaça Cal Font de Igualada. Matizo, un concierto para críos a cargo del grupo Macedonia. Para quien no sepa quién es este grupo, una breve presentación. Cinco chicas entre trece y quince años que cantan canciones movidas repletas de palabras como fiesta, amigas, flipa, pastel, globos, etc. Letras sobre lo guapo que es un chico, lo que molan las amigas para siempre, lo chupi que es volver al cole y los remordimientos que produce hacer campana de piscina para ir al parque con tus colegas. Grupo generacional en el que las cantantes cambian en cuanto crecen y donde conceptos como entonación, vocalización o ritmo no son muy conocidos. Eso sí, dan muchos saltitos. Es un grupo que a los críos y a los pervertidos les encanta.

Macedonia también es el nombre de un país y de un postre sano.

Y allí fuimos los cuatro. Y, a ver, no es que yo sea un sibarita musical aunque haya gente que no me crea cuando digo esto, pero para un tipo que suele escuchar a Tom Waits, John Coltrane, The Delgados, Thelonius Monk, Nina Simone, The Zombies ..., pues fue duro. Primero, porque no me gusta la música. Segundo, porque no me gusta la gente y había mucha. Tercero, porque soy un soso y me cuesta relajarme y pasarlo bien aunque no sea mi ambiente. ¿Y por qué lo hice? Pues por qué va a ser. Por los críos.

Pero, ¿por qué?, me interrogué mientras en el escenario metían a un gato borracho en una licuadora.

Por dos motivos.

Uno, por que se les quiere y uno hace cosas que no le apetecen por verlos feliz. En esta categoría entra llevarlos a chiquiparks, a ver engendros como Alvin y las ardillas 2, ver cuatrocientas veces Mi vecino Totoro. No entra compartir la comida o la efusiones espontáneas de cariño.

Dos, porque si haces cosas por ellos, ellos cuando crezcan tendrán que hacer cosas por ti. A ti no te gusta llevarles a un concierto de preadolescentes que cantan sobre lo guay que es volver al cole en septiembre y reencontrarse con tus amigos y tu matón preferido, a ellos cuando crezcan no les gustará acompañarte al médico a ver a tus viejos amigos achacosos intercambiando pastillas y dentaduras. Yo tengo que volver a ver 101 dalmatas, de acuerdo, pero tú escucharas otra vez como choqué por la calle con Luis García Berlanga. Volveré a leer ese cuento de la niña y el conejito de trapo, pero tú me leerás las veces que haga falta la serie de la guardia de Mundodisco. Vamos, el típico interés y quid pro quod que nos enseñó un simpático canibal del cine.

Así que sí, que baila, baila... ya lo pagarás.

7 comentarios:

Mara Oliver dijo...

Jejeje, aquí una a la que la obligan a salir a la calle todos los días "por el crío" y que, entre muchas cosas vergonzantes, por su ahijado fue a dar saltitos con el Winnie the Pooh y a ver John Carter en 3D (¿ha colado lo de que eso fue por mi ahijado? ;))... la verdad es que en el fondo disfruto con estas cosillas, soy más como A. jejeje. Ya sabes, si no puedes vencerlos, déjate morder and turn, turn, turn ;)
besotes!!!

Alba Úriz dijo...

Voy a buscar a Macedonia en Youtube. Tengo curiosidad por esos chupis y flipas.

Jorge dijo...

@Mara, no, no ha colado. Vaya miedo que pasaré el día que se produzca el temido encuentro entre A. y Mara...

@Alba, no has vuelto para contarme tus impresiones... supongo que has caído lobotomizada y estás tirada por casa balbuceando incoherencias. Lo siento.

A. dijo...

Impagable verte la cara en el concierto. Ni tu mismo calculaste la magnitud del sacrificio. Siento haberme reído tanto, pero es que fue como ver a Frasier bebiendo Don Simón.

Capdemut dijo...

Gran entrada, Jorge. En ella muestras una realidad que tarde o temprano a todos nos pasa por encima como una cosechadora, dejandonos... eso, cosechados. Esperemos que tus vaticinios sean ciertos y los peques algún dia sepan valorar tales sacrificios, aunque me da a mi que...

Alcalde dijo...

No te quejes tanto.Es un pequeño sacrificio que se compensara con las grandes ventajas que puedes obtener.Tendras la excusa perfecta para comprarte un scalextric(yo le regale uno a mi hijo con tres años)Podras comprar aquellas cosas que deseabas pero que te daba un poco de verguenza adquirir(yo voy con mi hijo a comprar chucherias y me pongo las botas):Incluso podras ir a ver alguna pelicula de dibujos que solo no te atreverias.Hay que mirar el lado positivo de las cosas.
P.D.Eso si lo de Macedonia es bastante insufrible(si fuese el gripo Parchis aun)

Jorge dijo...

@Capdemunt, es la esperanza que tengo porque si no estamos haciendo el imbécil por unos desagradecidos aguantando según qué. No pido mucho, que me acompañen al médico y ya está.

@Alcalde, es que la PS3 es imprescindible para el correcto desarrollo moral de Niño Lobo. La necesita.

Lo de Macedonia es de castigo, sufrimiento y llamar a los geos para que intervengan. Nadie debería sufrir tanto. Ni encima del escenario ni entre el público.