jueves, 16 de agosto de 2012

Rodríguez

Hoy me he dado cuenta de que estoy viviendo un tópico.

- ¿El de dios griego atrapado en el cuerpo de un humano tirando a normalucho y algo limitado?
No, porque más bien soy un tipo normal atrapado en el cuerpo de un dios griego.
- ¿El de ser el elegido para llevar la paz a un reino mágico?
No, porque ese ya lo he vivido.
- ¿El de atrapar el momento y vivir cada minuto como si fuera el último apurando la vida en cada una de sus hermosas gotas?
No, porque es agotador vivir con esa presión de vivir en toda su intensidad... con lo que me gusta no hacer nada y aburrirme.

Ninguno de estos. El tópico que estoy viviendo es que el apunto en el título de la entrada y que parece que no os habéis tomado el detalle de leer.

- Ah, que estás de Rodríguez.

Sí. Siguiendo esa honrosa tradición que, como nos enseño Billy Wilder en La tentación vive arriba, abarca del inicio de la humanidad cuando los hombres y las mujeres luchaban en bikinis de piel con los dinosaurios y los hijos tonticos de los ángeles que cohabitaron con mujeres gigantes construían las pirámides de Egipto hasta el día de hoy, me he quedado solo en casa mientras A. y los nenes se han ido a la playa a pasar unos días. Vamos igualito que los ilustres Tom Ewell, Manolo Gómez Bur, Alfredo Landa, Antonio Ozores y muchos otros que pasan el verano en la ciudad intentado entrar en boites, ligar con suecas o escaparse del pelota del jefe.


Así que durante tres días estoy solo en casa con las gatas. ¿Y a qué me dedico? Escribo poco, pero escribo. Me entretengo con novelas románticas muy subidas de tono protagonizadas por vampiros cachondones y aguerridas muchachas y escucho zarzuela con cierta predilección por Vives y Barbieri. Me voy a dormir tarde y me dejo mangonear por dos gatas que pasan de mí hasta la hora de comer, claro, y la hora de despertarme mordiendo los pies porque es hora de comer claro.

11 comentarios:

Alba Úriz dijo...

Te quejarás xD.

Menuda combinación: la Ward + zarzuela. Si a eso la añades tu espeluznante colección de fotos...

Alba Úriz dijo...

*le

Jorge dijo...

Si no me quejo, pero añoro.

Y Luisa Fernanda y la Ward no es mala combinación. Y si añades a la gata pequeña persiguiendo su cola para comérsela, pues noche completa.

Mara Oliver dijo...

Jejeje, el silencio que debe haber en esa casa, solo interrumpido por los sabios que frecuentan el foro de sus sótanos :P
En fin, ¿así que viciadete con la versión vampírica de Sons of Anarchy? jejeje, yo me quedé en la penúltima, ya se le iba mucho la olla a la virgen escriba... y hablando de zarzuelas, donde esté "La canción del olvido", mmm... yo es que me molan esas cosillas, tenían en la facultad de Periodismo una colección en VHS y me las fui viendo todas, jejeje, me voy con la música a otra parte. ¡Fiel espada triunfadora, que ahora brillas en mi maaano!
mil besotes!

Jorge dijo...

Mara, me lo paso muy bien con los vampirotes cachondones repletos de testosterona y todo el día enfurruñados hasta que aparece la buena moza. Me entretengo y aprendo mucho de técnica de escritura (por ej. mantener una novela con ciertos argumentos).

La canción del olvido... mmmmmmmm

Veritas dijo...

El tiempo pasa volando y antes de que te des cuenta la casa volverá a tener vida propia. Por lo menos sabes cómo entretenerte... ¿no?

Un besote ^^

P.D: A mí eso del Carpe Diem también me da mucha pereza...

Jorge dijo...

Entretenerme es fácil... me quedo mirando las gatas y listo.

El carpe diem es agotador... tanto aprovechar la vida y al final no la disfrutar.

EL CAPITÁN CHISTORRA dijo...

Vaya...tol día haciendo el perro (o el gato entre tanta gata) y con la calma que solo la soledad otorga (coñio, que bien má quedao eso!).
Pues a disfrutar porque se acaba rápido...y ya me dirás como te lo has hecho, porqué ya firmo para estar unos días con yo, yo mismo y mis frikismos.

Saludotes y sí 8como bien dijiste), un final del 2o tomo de libro de Abercromie algo...sorprendente?

Ala, a cagarla!

Carlos Pérez Cruz dijo...

¡Noooooooooo! ¡¡Zarzuela nooooooooo!! ¿Por qué has mentado la soga en casa del...? A ver, majete, que uno viene a este blog a huir de su vida, no a toparse con ella así, de bruces... ¡zas! La del manojo de rosassssss

Yo era muy de Ozores...

Jorge dijo...

Chistorra, pero al final tanto silencio pasa factura y acabo poniendo lavadoras, hablando con mi reflejo en el espejo y dejando la bebida fría encima de la mesa para luego meterme una bronca por no utilizar posavasos que deja cerco.

El final del 2 de Abercrombie es una patada en los huevos al lector y reírse en su puta cara. ¿Querías una búsqueda? Pues aquí tienes búsqueda y te quedas con cara de tonto. Como me reí y cómo me gustó.


@Carlos, y vigila porque todavía no me has visto en uno de mis arrebatos copleros...

Las de mi muy admirado Ozores no sé si las he visto todas, pero las del hermano Mariano, casi. Mi señor padre en la fiebre del videoclub regaló mi infancia con una miridada de películas del destape, humor chusco y mucho felpudo que han colaborado a que ahora sea como soy.

Me gusta un consejo para jóvenes actores... en teatro acercarse mucho a la boca del escenario para obligar al otro actor a actuar de espaldas. Para putear y para que se fijen en uno. Truquitos de gato viejo.

A dijo...

A ver si lo he entendido. Escribes porque nosotros estamos en la playa, construyendo castillos de arena al sol y comiendo helado a la luz de la luna. Por el bien de tus lectores podemos sacrificarnos un par de semanas más. Tres ya no, temo que te absurdices demasiado. No niego que sería un espectáculo memorable, pero el mundo no merece tal sacrificio. Aunque pensándolo con calma, nada egoístaMENTE... ¡ sería mucho divertido!.