martes, 7 de octubre de 2008

Cosas varias

Pues eso, un pupurri.

1. Para empezar decir que he estado enfermito (coff, coff). Según rumores que me han llegado vía cola en la farmacia/consejo señora mayor en el trabajo hay una pasa por Igualada de gastroenteritis/gripe estomacal/ébola. En verdad me da igual de lo que sea la pasa o si ésta existe de verdad. Lo único que sé es que me he pasado los dos últimos días sintiéndome como si me estuviera preparando para la pasarela de Milán; o sea, vomitando lo que no había comido. Ha llegado un momento que tenía complejo de aspersor.

Ahora mismo me encuentro mejor gracias a una estricta dieta de arroz hervido y manzanas. Llevo dos días sin tomar ni una gota de café y he perdido algo de peso que seguramente recuperaré en diez minutos.

2. La novela que estoy leyendo es de lo mejorcito que ha caído en mis manos en los que va de año. Se llama Postales de Invierno de Ann Beatty (Libros del Asteroide, 2008) y es uno de esos libros que estoy temiendo que se acabe. ¿De qué va? De nada en concreto. Un grupo de jóvenes de esas maravillosas edades entre los veinticinco y los treinta que pupulan por la vida, tienen trabajos insatisfactorios, fuman un poco demasiado, escuchan mucha música, se enamoran de personas equivocadas, se pasan el día hablando por teléfono, se alimentan mal y se preguntan si vale la pena seguir respirando. Leyéndola parece que esté hablando de ahora mismo y de las personas y amigos que te rodean. Es una ligera comedia de personajes, tristemente alegre que dice muchas cosas de forma sutil y habla de lo que tememos. Y escrita hace casi treinta y cinco años. Aunque queramos sentirnos especiales, nuestros miedos, temores, alegrías y amores no son tan diferentes que los de todos los treintañeros de todas las épocas. Y su capítulo octavo es una maravilla, una joya perfectamente engarzada de diálogo, comedia, tristeza y personajes.

3. El día 13 de noviembre me largo de vacaciones para La Habana. Vuelvo otro año a una de mis ciudades para ver a mi amiga Aurora, darle un fuerte abrazo y hablar de todo lo que tenemos que hablar. Ver a Laurita, a Yane, a Alain. Volver a estar en profunda contradicción en un país contradictorio. Volver a un país precioso lleno de gente maravillosa jodido por los de dentro y los de fuera.

4. En la librería:
Una chica a otra.
- Paulo Coelho es un genio... es un mago de la palabra... El alquimista es lo mejor que he leído nunca, ¿verdad?
Este verdad iba dirigido a mí.
- A mí no me gusta - digo yo siendo inusualmente elegante.
- ¿No?
- No.
- ¿Por qué?
- No conecto - sigo siendo elegante. Los que me conocen lo saben.
- ¿Por qué?
- Es que me parece... - una mierda, es lo que me parece - pretencioso y superficial.
Silencio.
- ¿Tu no tienes pareja verdad? - contesta ella, y sigue hablando con su amiga.

¿A qué venía esto último?

5. Y por petición popular dejo otra canción de Amélie-les-crayons. Quería traducir la canción, pero es tan jodidamente triste que he dejado el trabajo a medias. Total, él muere al final.


9 comentarios:

Jordi Vivancos dijo...

¡Menuda gilipollas! (yo, al contrario que tú, hoy no voy a ser nada elegante) Será que en su caso estar en pareja supone un reblandecimiento del cerebro hasta convertirlo en algo parecido a una papilla líquida, que es el único estado en el que a alguien le puede llegar a parecer interesante la "verbichorrada" de ese farsante meapilas.

Y tomo buena nota del libro que estás leyendo (lástima que no sea de Coelho, porque entonces ya sería perfecto). Es un consuelo (supongo) que nuestros temores, dudas, tristezas e insatisfacciones no tengan nada de originales (por cierto: me encanta tu definición de "tristemente alegre"; muy expresiva de tu parte). Hoy precisamente es uno de aquellos días en los que me pregunto si vale la pena seguir respirando, como les ocurre a los personajes de tu libro.

¡Suerte en la pasarela de Milán! Estoy convencido de que con esa dieta te va a quedar un tipo monísimo.

Cesc dijo...

Bueno Jorge. Vayamos por partes. Eres humano. El tiempo parece que no. Todos, mas tarde o temprano, caemos enfermos. Tranquilo.
Tus recomendaciones ya sabes que siempre son acertadas (muy). Tendré en cuenta para más adelante, aunque ahora esté metido entre Auster y el Transiberiano...
Espero que disfrutes de La Habana (lo harás), pero si puedes conectate y manda algun post desde allí (sentiremos sana envidia).
No hagas caso de segun que comentarios. El hecho de publicarlo en tu blog es darle más importancia de la que tiene.

Cesc

Jorge dijo...

Cesc, no le doy importancia, de verdad. Me hace gracia y me gusta compartir ejemplos de estupidez cuando los encuentro.

Y Jordi, de verdad estoy quedando monísimo.

La Sra. Dalloway dijo...

Jaja, a mí me ha parecido buenísima la anécdota de la chica de la librería (de verdad te ocurren estas cosas así exactamente, o les das un poco de "pintura" literaria?). Creo que haces muy bien en reírte, ya que la persona que hace esos comentarios se retrata a sí misma de una forma clara y diáfana (por dios, que estamos hablando de coelho!!!!). Eso sí, a veces no sabes por qué y resulta que realmente te ofende uno de estos comentarios. Es injusto que los desconocidos puedan tener ese poder sobre nosotros... Tú sigue cultivando tu sentido del humor.

Mañana voy a por el libro, ya eres la segunda persona que me lo recomienda!

Besos!!!

Cloe dijo...

1. Lo siento, pero me cagué de risa con lo del complejo de aspersor. Espero que te recuperes pronto.

2.No había oído de esa novela, la tendré en cuenta.

3.Pasalo muy bien en la Habana y fumate unos puros a mi salud.

4.Paulo Coelho es la cosa más estúpida que he leido en la vida, un mamarracho con ápices creidas de psicologia que lo único que hace es regodearse en su propio ego con cada palabra que escribe.
A lo mejor esa chica tiene pareja, pero pobre, lo compadezco.

5. Genial la canción, ya me está gustando de más, pronto me bajo algo seguro.

Besitos y hasta la próxima.

Lali La Gralla dijo...

Hola !!
aqui un bicho raro que si lee a Coleho ( Jorge , el dia de la reunió ja he posaré un escut per protegir.me !!) i reconozco que daria lo que fuera por ecahrle mano a uno de los primeros liobros ( Arqivos do inferno esta prohibido y no se encuentra...) reconozco que cuando saca algo me lo leo ya mas por pura curiosidad que por otra cosa...veamos me lo leo y hasta me gusta ( no solo leo a coelho , reconozco que leo de todo, de todo )pero de ahi a tomarlo como una doctrina ( NUUUUUUNNNNCAAA !! ) o menospreciar a quien no le guste ( faltaria mas !!) Me apunto lo del "Postales....." tiene buena pinta .

Jorge dijo...

Sra. Dalloway: las anécdotas son reales, de verdad. Solo hay un punto de barniz para que queden mejor por escrito. Si tuviera que exponer toda la conversación sería muy largo y llena de repeticiones. En este caso, quedó muy como fue.

Cloe: Estoy mejor gracias. En La Habana lo pasaré bien seguro. Lo de los puros lo dejo para otro momento... Y si te gusta Amelie, busca alguna cosa de Adrianne Pauly (http://milmaticesdegris.blogspot.com/2008/08/adrienne-pauly.html). Creo que te podría llegar a gustar mucho. Y sobre Coelho estoy completamente de acuerdo contigo palabra por palabra (¿me lees la mente?).

Lali: Si a la reunión quieres llevar escudo adelante (aunque te pesara en el bolso y no lo utilizarás)... No me gusta Coehlo, diría más soy anticoehlo, pero nunca atacaría a alguien que lo lee, ni lo menospreciaría ni sacaría conclusiones de su vida. Por favor...

A todos: "Postales de invierno" vale mucho la pena. Y la que estoy leyendo ahora "Marcas de nacimiento", también.

Lali La Gralla dijo...

Per cert ja he començat a llegir " Postales de hinvierno " i m'agrada molt !!

Girl From Lebanon dijo...

Si no quería que le dieras tu opinion, que no hubiera preguntado, menuda gilipollas...

Me apunto tu recomendación...y pásalo bien!! Bs!!