viernes, 1 de enero de 2010

Año nuevo, blog semi nuevo

La vida es cambio. Ya lo dijo el griego ése que no se lavaba en los ríos. Y como hay que cambiar, pues cambio el blog. Cambio el formato (no sé lo que durará) y cambios muy sustanciales en la barra lateral. ¿Los adivináis? Tiendo al minimalismo de lo menos es menos. Ya me diréis qué os parece. O no.

Y bueno, primer día del año tranquilo. Una celebración donde me comí doce patatas fritas, donde cenamos panceta con salchichas y huevos fritos pa mojar pan que rico que rico. Donde oímos salsa y salsa y algo de rumba, bailamos, reímos y nos dormimos. Un fin de año normal y tranquilo, vamos. Y hoy, pues nada... he hecho una cosa que nunca antes había hecho.

Ir a llevar la carta a los reyes.

No para mí. Para los nenes. Aunque eso sí, he aprovechado para poner en la carta un par de libros para mí por si cuela. Je je je.

¡Qué bonito son los Reyes! ¡Qué ilusión, qué miradas ilusionadas en los niños! ¡Cuántos nervios y emoción! Qué época tan bonita para sobredimensionar y explotar el chantaje emocional hacia los más pequeños.

- Pórtate bien.
- Recoje la habitación.
- No pintes la paredes.
- Deja de jugar con el mechero.
- No quemes la colcha.
- Deja la pistola en su sitio y ponle el seguro.
- No toques mis reservas ilegales de uranio.
- y etc.

para acabar todas estas frases con una temida conclusión:

- Si no los Reyes no te traerán nada. Absolutamente nada.

¡Qué bonito, madre de Dios!

Así que ahora queda pasar la tarde como buenamente podamos, ver alguna película, leer algo u hacer alguna que otra cosa completamente diferente. Ya lo veremos. Lo mejor siempre no es hacer planes.

Así que nada, me voy a echar una siesta como me merezco y mañana seguimos.



Sé que esta canción ya la puse, pero me apetece que sea la canción que empieza este año.

4 comentarios:

Cloe dijo...

En la víspera de reyes todos estamos contentos, los niños esperando sus regalos y los padres amenazando con portarse bien si no no habrá ni carbón dulce, es así.
Espero que hayas entrado bien en este nuevo año y que sea mucho mejor que el anterior.
Un besazo Jorge!

Capitán Chistorra dijo...

Feliz año nuevo, estimado amigo! Y que las malas ideas del terrible Morcillus no te amarguen este 2010.
Lo de los reyes... coincido totalmente. En todo!
También ha sido la primera vez que he ido a entregar la carta con mis 2 aliens. Y he de decir que mucha, mucha gracia, no tiene estos pajes reales. A parte de intimidar de por si, el chantaje que comentas y otras cosas que ahora no comentaré, les cuesta ser simpáticos a los muchachotes, eh!
Pero bueno, es lo que hay.
El cambio de look... pues, sin intención de ofender tu exquisito gusto (como mínimo para el mobiliario), no me gusta mucho. Demasiado serio y simple para tu enfermiza mente. De buen rollo te lo digo!

Saludos y pajillas... va, y un abrazo por ser el primer día del año.

Jorge dijo...

Cloe: será un año mucho mejor, seguro. Sólo con seguir vivo ya es mucho. Y sí, resulta entrañable llevar a los nenes desde pequeñitos a los brazos de los chantajes emocionales y las amenazas. Para que estén preparados para el día en que empiecen a trabajar.

Chistorra: la sobriedad del blog es para contrastar con la demencia del mismo. Lo de los pajes fue surrealista, sobre todo el momento en que uno de ellos soltó ante un montón de niño:

"Putos críos, es que no te dejan ni fumar siquiera."

Casteee dijo...

Feliz Año 2010!!

Si te soy sincera me gustaba mucho más la otra plantilla, además te iba muchisimo, era sencilla y elegante :)
Pero bueno lo importante es que te guste a ti el cambio.

Los Reyes son lo que más me gusta de las Navidades...., es con lo único que no he perdido la ilusión, me encanta ver la cara de la gente y sobretodo de los niños cuando abren sus regalos^^

Por cierto, tengo una pequeña obsesión contigo, cada vez que entro en una libreria pienso en ti, miro para el dependiente y me dijo: "Así estará trabajando Jorge" :P

Besitos