martes, 18 de mayo de 2010

Que sobre rol va a ir la cosa

A los que no lo sabían supongo que no les sorprenderá el siguiente anuncio: juego a rol. Sí, sí, el juego ese donde un grupo de inadaptados según la leyenda popular se reúnen en un bar o local y se dedican a tirar dados por un lado y por otro mientras dicen cosas como:

- Soy un guerrero enano.
- Blando mi espada +4 y le arranco la cabeza al orco.
- Tira un dado de 20... 14... súmale tu Bonificador de fuerza... sí, le das... tenía una CA de 15.
- Exploro la gruta.
- Tiro por percepción... un 1... no percepteo una mierda.
- Joder... ¡pero cuántos bichos más tienen que salir!
- Me baño en la sangre de los muertos y le arranco la cabeza al jefe orco para llevármela de trofeo.
- Etc.

Con sus hojas de personajes, sus dados de muchas caras, sus mapas, sus figuritas, sus peleas, sus chanzas, sus meteduras de pata y sus cervezas y manzanilla.


Sí, juego a rol. ¿A alguien le ha sorprendido la noticia?

¿Y por qué me lanzo hoy a hablar de esto? Bueno, en principio por la frase aparecida en el blog del Capitán Chistorra.

"Mi afición por el rol estaba latente, pero hace cosa de un par de años encontré a un par de "personajillos" (mi amigo Jorge y el loco de David) con los que comenzamos de nuevo a jugar."

Por alusiones: A ver... apreciado Capitán Chistorra... analicemos ese fragmento de la oración que dice "hace un par de años". ¡Mentira! ¡Deja de quitarte año, pardiez! Echando cálculos diría que nuestras partidas se remontan ya a unos buenos cuatro años con sus interrupciones. Sí, muchacho, el tiempo pasa y nos vamos haciendo viejos.... si la Piltrafilla estaba recién inaugurada cuando empezamos con esto del rol. Como se nota que las continúas y repetidas tortas que te ha metido Morcillus están dañando de forma irremediable tu ya maltrecho cerebro.

Porque efectivamente, mi compañero de rol desde el inicio de los tiempos es el inefable Chistorra (aunque debo decir que para jugar se quita su uniforme y utiliza su identidad secreta que no desvelaré aquí ya que me hizo esa gran confianza un día de borrachera en que agarrado a una farola que intentaba polinizar me dijo: Xip, ssoi el Capitán Shistorra... el deffenshor de los debilesh y las buenorrash. Y lanzó unos de sus super-eruptos que rebentó la fachada de la iglesia neo-gótica de Torontoentero.). Se me presentó en la librería un día y me soltó:

- ¿Quieres jugar a rol?
A lo que contesté.
- Sí.
Fin de la historia.

Montamos un primer grupo que aguantó. Se nos fue uno de los miembros. Seguimos tres. Se acabó yendo un miembro (¿dónde estás David? Añoro tu forma surreal de joder las partidas al master). Quedamos dos que empecinados continuábamos dándonos de tortas. Entró A. en mi vida y entró en nuestras partidas. Éramos de nuevo tres. Hasta que desde hace unos meses nos encontramos seis personas en un bar para repartir tortas entre nosotros.

Y nos lo pasamos de bien... Y para enseñar al mundo lo bien que nos lo pasamos Chistorra ha decidido abrir un blog donde explicará nuestras aventurillas, nuestras grandezas y miserias, nuestros desconciertos, nuestras peleas y reconciliaciones, donde habrá violencia, peleas, nobleza, enanos guerreros desnudándose, dibujillos de A., dibujillos míos si Chistorra los acepta... Y este nuevo blog donde los coleccionistas completistas de mi vida pondrán encontrar infinitas referencias se llama:

LA PARTIDA DE LOS LUNES
Pincha sobre la imagen y te verás transportado a tan imprescindible blog.
De izquierda a derecha:
Chistorra, Cintu, Juan, Jorge (como master; por eso llevo gorro), A. y Alcalde.

Esto del rol me ha traído muchas cosas buenas. He hecho buenos amigos, me he reído mucho, me he aficionado a la novela fantástica a una edad ya libre de prejuicios, ha fomentado mi creatividad y mi imaginación y, sobre todo, me ha hecho volver a jugar. Porque lo mejor de la partida de los lunes es ver a un grupo de treintañeros largos, algún cuarentón creo, jugando. Quedar con los amigos para jugar. ¿Cuántos nos podemos dar ese gustazo? ¿En qué momento dejamos de jugar con los amigos y pasamos a hablar de política? Y eso, amigos y amigas, no lo podemos consentir. Hay que seguir jugando.

Y vivir aventuras. Porque la que viví el sábado es... buff... impresionante. La explicaré mañana para que comáis bien y reforcéis vuestro corazón para impedir que sufra por imágenes vivas, violencia desatada, peleas antológicas y mucha, mucha casquería. Porque mañana explicaré la excursión que hicimos A., el Capitán Chistorra, la Piltrafilla, el Bicho y yo mismo a la ignota ciudad de Barcelona el sábado para visitar el Triángulo Rolero. Y no todo el mundo está preparado para leer lo que allí pasó.

El nacimiento de un nuevo superhéroe y la revelación final de una superheroina.

Este superhéroe no es el que nació entre las ruedas de la secta maléfica de Los Sostenibles. Es sólo un ejemplo, lo que pasa es que el uniforme no está diseñado todavía.

1 comentario:

Capitán Chistorra dijo...

4 años ya de hacer de friki por los sitios!! Por la entrepierna ajustada de Guander Guoman, como pasa el tiempo!!
La verdad es que han pasado volando y eso es buena señal. Nos lo hemos pasado bien, verdad? Y lo que nos queda! Porqué lo que se refiere a mi, no pienso perder la costumbre de "alimentar" al niño que tengo dentro.
Gracias por informar al mundo bloggero de la existéncia de LA PARTIDA DEL LUNES. Será un honor para mi compartir contigo el escribir las crónicas de nuestras aventuras roleras.
Y espero la aventura de nuestra excursión "frikander" a BCN! jejeje