jueves, 23 de septiembre de 2010

Con otras palabras

"Hay un momento en el que tienes que prescindir de todo esnobismo y de tu idea de la cultura y reconocer que un episodio cualquiera de Friends es probablemente mejor, más exaltante para el espíritu humano, que el noventa y nueve por ciento de la poesía o la dramaturgía o la narrativa o la historia que nunca se hayan publicado. Piénseselo. Sí, por supuesto, Tolstoi y por supuesto Keats sí y bla bla, y sí por supuesto, sí. Pero vivimos en una época de inventiva particularmente rica. Y no se reconoce en absoluto a algunas de las personas más inventivas. Ganan el dinero a espuertas, pero no se les reconoce como artistas. Lo que es probablemente mucho más sano para ellos y mejor para su arte."

El Antólogo, Nicholson Baker, ed. Doumo, Septiembre 2010.

7 comentarios:

Carlos Pérez Cruz dijo...

Sí y no. Creo que el placer que puede proporcionar la "ligereza" de "Friends" no es el mismo que se obtiene de otro tipo de creaciones literarias, cinematográficas... Yo no lo plantearía en términos de "mejor" sino simplemente de una forma tan válida como otra cualquiera de pasar un buen rato en este mundo tan extraño.

Jorge dijo...

Tampoco estoy de acuerdo por completo con la cita, pero me gusta ese canto antiesnobista de un snob (como toda cita está descontextualizada). El placer estético, sensitivo, visual que se experimenta es muy distinto si uno ve "Ordet", "Sopa de ganso", "La diligencia", "La bella mentirosa" o "Zoolander". Todos diferentes, unos más místicos que otros, unos más puros que otros, pero todos igual de válidos (y hay días que prefiero "Zoolander" que el milagro de Dreyer).

En lo que sí estoy de acuerdo es la existencia de esos artistas no considerados artistas por nadie (y menos por ellos mismos) que proporcionan obras de arte de las que no son conscientes. Y que eso es estupendo para su obra. Me parece que a todos se nos podrían ocurrir ejemplos de personas que en cuanto reciben el nombre de artista y ellos se conciencian de eso, su obra empieza a decaer y deja de ser interesante. A veces la grandeza está en la inconsciencia.

Claro, que en otras ocasiones, no.

Por cierto, prefiero "Fraiser" o "Seinfeld" como un millar de veces a "Friends".

Carlos Pérez Cruz dijo...

¡Oh! Sin dudarlo, de acuerdo. "Frasier" con su humor precisamente snob y "Seinfeld" por ser la mejor serie sobre nada que yo haya visto...

Aunque si nos ponemos con las series no puedo dejar de dar la brasa una vez más sobre HBO y sus gloriosos "A dos metros bajo tierra", "Los Soprano" y "The Wire"... Pero para no caer en demasiados esnobismos nunca olvidaré mi querida "Dawson Crece"... y, ¡por supuesto!, mi primera gran serie (después de "David el gnomo" o "Candy Candy")... "Aquellos maravillosos años".

Carlos Pérez Cruz dijo...

¡¡¡¡Ahhhhh!!!! Y "Mad men", claro.

Diego dijo...

Hola Jorge,

No le tengas miedo al Zolpiden. Su prospecto dice cosas maravillosas como "hipnótico" y reza frases prometedoras como "estará dormido en veinte minutos" o "antes de ingerirlo, aseguresé de disponer de 7 y 8 horas para dormir sin interrupciones".

Mi innata inquietud nocturna siempre consigue romper la tela del sueño antes de esas ocho horas, pero desde que nos conocemos al menos me embolso unas 6 por noche... y se nota.

En cuanto a vuestro título nobiliario os ruego no ceséis en la persecución de vuestros sueños. Otros lo han hecho antes y triunfado. Es posible conseguirlo, como podréis comprobar aquí.

Yo mismo declaré mi cortijo República Independiente hace más de una década y ya no hay quien me tosa.

¡Viva el mal, arriba el capital!

Bellota dijo...

Que levante la mano quien no encuentre placer en No pensar.

Jorge dijo...

Bellota, levanto mi mano, como imaginarás. Es que es tan refrescante no hacerlo...