martes, 14 de septiembre de 2010

Novedades literarias para septiembre. Bonito, bueno y barato.

Septiembre... empieza el cole. Hace bueno, pero por la mañana hay que pillar una chaqueta y por las noches ya refresca. Se tienen puestas esperanzas en que la cartelera del cine mejorara. Y cuando uno entra en la mayoría de las librerías de nuestro país (por lo menos en aquellas en que se toca el texto), se encontrará con esto:


Hordas de padres y niños clamando por los libros de texto que no han llegado, por ese cuadernillo de cruilla que tarda más en llegar que el apocalipsis, madres furiosas con los libros de texto forrados porque se equivocó y su niño no hace física cuantica en parvulos, adolescentes con voz para adentro que mascullan su nombre para hacer el encargo. Colas enormes y nerviosas de personas que claman al cielo por los siete euros de la lectura recomendada. Y libreros con los ojos enrojecidos, las manos manchadas y los ánimos pisoteados.

Sin embargo, septiembre también es el mes de la rentrée de novedades. Y a eso vamos que para eso estáis aquí. Para poder comprobar con vuestros ojitos qué es lo bueno, bonito y barato que ofrece este septiembre y que encontraréis en las mejores librerías.

Las nuevas y divertidas aventuras de Torito Rosa, sin autor conocido, ed. Planeta junior, 2010.

¡Ya está aquí lo que todos los niños y las niñas y los padres no del todo sinceros con ellos mismos, con sus familias y su entorno estaban esperando! La colección de libros de su personaje televisivo favorito, el Torito Rosa, el héroe preferido de los más pequeños.

Disfruta de las aventuras, vivencias y experiencias del Torito buscando la "fiesta" por las playas y discotecas de todo el mundo mundial que tiene playas y discotecas. Aprende geografia, idiomas, anatomía, moda y dónde están las mejores discotecas para cuando tengas los dieciocho. Vive extrañas confusiones nocturnas y divertidas sorpresas con Torito Rosa y sus amigos Loca Loquita, Pantera Que Te Garruño y Oso Hostias. Un libro muy especial lleno de olores, tipografías extravagantes, horas felices, pastillas de colores y un cd de música con los éxitos que suenan en el programa. "Torito Rosa se descoca", "No importa si chirla o gamusino", "El tren chucuchu" y muchas más. ¿Te lo vas a perder? Si te lo pierdes serás un puto fracasado.

Personaje disponible para presentaciones literarias, cuentacuentos, cumpleaños, comuniones, barmistva y despedidas de soltero/a que les apetezca algo muy, pero que muy picante.

La angustia de la goma del calzoncillo, Raul Rojo, ed. Destino, 2010.

Daniel es un alto ejecutivo con una vida perfecta. Un buen trabajo, dinero a mansalva, una novia modelo de lencería muy abierta a relaciones con sus compañeras de trabajo, una buena casa, unos padres que viven lejos y unos hermanos que han renunciado a su herencia por una vida contemplativa y mísera. Todo parece funcionar a la perfección hasta que el coche se rompe y Daniel se ve obligado a tomar el autobús para ir al Palacio de la Ópera donde su novia le espera para ver la Tetralogía de Wagner sin subtitulos ni ná en asientos de piedra. Allí, en el autobús, rodeado de desconocidos siente como su caro y exclusivo calzoncillo hecho a medida se le mete por la raja incomodando el viaje. Intenta colocarse bien la goma del calzoncillo, pero el miedo a que un desconcido vea como se mete el dedo entre las nalgas y tira del calzoncillo con el riesgo que supone que quizá no se limpiara del todo bien el ano esta mañana al defecar y algo del olor se impregne en el dedo y manche la tela le produce angustia. Una angustia que le acompañará a partir de ahora en todo ese viaje en autobús y en las casi veinte horas de ópera con una goma del calzoncillo atormentando el ano y por ende, toda su vida y todo su pasado.

Raul Rojo, esa eterna joven promesa de sesenta años de la literatura argentina, nos presenta una nueva novela que casi es su confirmación, pero no. Una novela que según palabras de su autor "no es más que una metáfora de la angustia que siente cada persona por su ropa. Porque vivimos atrapados en nuestros armarios, metáforas de nuestra alma, versiones de la obra de C.S. Lewis pero al reves. Todos nosotros no somos más que gomas metidas en el culo de alguien provocándole angustia. Y la vida no es más que una enorme goma de calzoncillo metida en el culo de Dios". Una imponente y espectacular novela intimista y angustiosa de seiscientas páginas y tres puntos y apartes.

Amor, lacteos y highlander, Claudia del Moral, ed. Nefer, 2010.

La novela que todo aficionado a los lacteos, los escoceses con enormes quesos de barra bajo la falda y las jovenes, hermosas, independientes y pasionales jóvenes que montan negocios propios ante las adversidades familiares no se debería perder.

La fatalidad ha asolado a la familia de Helena, una joven hermosa e independiente que vive dependiente de la asignación que mensualmente le pasaba su padre. Pero eso se acaba el día que Helena se entera de que la fortuna familiar se debe a la explotación de ancianos, niños menores de seis años y perros de largas orejas en paises asiaticos cosiendo lazos a los sostenes. Ella no puede consentir esa injusticia con los perros de largas orejas y rechaza ese dinero sucio de las babas nada felices de los canidos.

Se muda a un pequeño pueblo de la costa inglesa y allí monta una quesería con el nombre de "La bufala contenta" donde vende quesos según la personalidad del comprador. Pero un día, partiendo un trozo de roquefort que le ha vendido una vieja repugnante se le aparece un highlander de pelo en pecho, olor a hombre y mirada que la desnudaría si no estuviera ya desnuda que responde al nombre de Rolf McGregor. El highlander le cuenta que era un highlander apasionado al que una bruja condenó a ser un queso hasta que una hermosa mujer con conciencia sobre los derechos humanos de los perros de largas orejas no partiera ese queso en una noche de luna llena.

Todo sería perfecto si Helena no sufriera de intolerancia a la lactosa, los besos de Rolf no supieran tanto a roquefort y la vieja bruja no hubiera decidido conducir un ejercito de zombis teutones para interrumpir el amor creciente de nuestros protagonistas.

¿Hay que añadir más? Una novela obra maestra de Claudia del Moral, la mejor y más querida autora de novela láctea de highlanders. Una novela olorosa, sexi, jugosa, divertida, sangrienta y muy, muy, muy pasional.

"Helena sintió como si un enorme trozo de roquefort se le clavará en el bajo vientre consiguiendo que su entrepierna se convirtiera en una fondue de queso.

- Esto no está bien.
- Esto es lo que quieres, Helena. Besos y quesos de un highlander pasional.
- Sí, sí... moja tu pincho en mí y deja que coma la fruta".

2 comentarios:

Jo Grass dijo...

Me parece que las aventuras del torito rosa y sus amigos es lo más recomendable para mi sobrina que cumple 6 en unos días, porque estoy segura que le chiflarán sus botas y si trae tantas cosas y lleva CD y musiquita, y todo lo demás, triunfará en su fiesta; aunque no estoy muy segura si cuando tenga 18 estarán de moda las mismas discotecas pero, para entonces podrá conservarlo como libro de historia.

La de la angustiosa goma del calzoncillo seguro que tiene su qué para los tediosos trayectos matinales en metro pero, pasear 600 páginas en mi bolso king size, a diario, me tira un poco para atrás. Con los highlanders tengo un problema de rechazo, y es que me parecen todos unos memos, pero como me encantan los quesos, igual me lo pienso. En fin, que de entrada el torito gana por goleada, ni que sea por ese look tan fashion y por poner una nota de color en el cumpleaños de mi sobrina.
Saludos

Carlos Pérez Cruz dijo...

Yo me quedo con "La angustia de la goma del calzoncillo". ¿Tienes la edición de tapa dura?

Y todavía hay quien pone en en duda el futuro de la novela realista...