lunes, 5 de septiembre de 2011

Declaración oficial - Espacio libre de Shakira

Hoy a la hora de comer (se rondaba las dos de la tarde) he hecho una declaración oficial aprovechando mi cargo de tirano universal, dictador supremo y emperador de todo lo que importa y de lo que no también (y aprovechando también que A. me dejaba). Con voz fuerte y nada vacilante, con correcta dicción, pose elegante a la par que informal a la par que regiamente republicano he hecho mi alocución a las masas pasivas y hambrientas que me ignoraban, a saber A., Niño Lobo y Niña Zombi.

- Desde hoy declaro oficialmente esta casa espacio libre de Shakira.

Sí, a partir de hoy esta casa queda libre de la presencia musical (sic) de Shakira. ¿El motivo? La tortura psicológica a la que se me ha sometido desde hace meses por parte de Niño Lobo y Niña Zombi cantando con sus agudísimas voces infantiles los últimos éxitos de la cantante de nacionalidad ... no lo sé. Que si el loba., que si el waka, que si el loca... enseñando ese camino hacia la autoparodia por el circula desde hace tiempo... ella. Y hoy los niños se han puesto a cantar el waka de las narices y no he podido más... se acabó... hace meses que aguanto esa canción sin gustarme, desde hace demasiado que invade mi vida sin permiso... así que por lo menos en mi casa la quiero fuera. Ya sé que los niños son inocentes y sencillamente se han quedado enganchados a una canción pegadiza y machacona y no tiene desarrollados sus futuros gustos, pero no puedo más.

A ver, y que quede claro que no tengo nada contra esa señorita (¿o es señora?) y estoy seguro de que es un encanto de persona y muy maja y muy simpática y siempre dice eso de que ya pago yo los café, coño, que hoy me toca invitar a mí y ayuda a recoger la mesa cuando va a casa de los amigos a cenar, pero como que su carrera musical me invita a perforarme los oídos con lápices 3H. No es solo que no me guste, sino que me produce palpitaciones y mal humor, estrés, insomnio y muchas cosas más... su voz me parece desagradable y desde que se mueve por la ciudad condal por razones amorosas (¿por qué me enteró de estas cosas si ni me gusta Shakira, ni el futbol, ni la prensa del corazón ni nada de todo esto?) pues la tengo que tragar hasta en la sopa. Y como que a Niño Lobo y Niña Zombi no puedo ni enmudecerlos ni declarar esta casa espacio libre de ellos (A. me mataría de forma lenta y dolorosa), pues me queda otro remedio para mi supervivencia que echar la música de la señorita fuera de esta casa. Lo siento. No se puede cantar, ni pronunciar, ni poner en el equipo de música nada de Shakira. Espacio libre. Todos los antishakirianos tienen en mi hogar un espacio donde no se la encontrarán... bastante tenemos con los bares, gimnasios, algunas radios, tonos de llamada y tonos de espera (van cinco en el último mes...)

Puede parecer una declaración tonta, infantil, ridícula e innecesaria y lo es. Y es la primera de muchas declaraciones que iré haciendo en los próximos meses. La próxima será declarar esta casa libre de futbol y dispararé a todo aquel que con una bocina celebre los goles de su equipo en la puerta de mi casa a las cuatro de la mañana. Avisados quedáis todos.


Y este vídeo, mira, es que lo de la vieja en una jaula me hace gracia.

Y espero que no se me monte ahora una resistencia.

5 comentarios:

Bellota dijo...

A mi Shakira siempre me ha parecido una burda imitación de Pepe Viyuela

Sobrasada Cósmica dijo...

Me suscribo incondicionalmente.

Jorge dijo...

Bellota, la influencia de Pepe Viyuela en la música latina y en la literatura española no ha sido ni estudiada ni reconocida como se merece. Ahí hay una fuente de estudio y trabajo muy interesante. Alguien tendría que hacerlo.

Sobrasada, pues ya sabes donde tiene un oasis de descanso y solaz. Eso sí, los nenes de vez en cuando se las dan de revolucionarios.

Amanda dijo...

Me uno a su declaración. ¡Declarado queda!

Jorge dijo...

Poco a poco, entre todos, lo conseguiremos y veremos alumbrar un día sin Shakira. Hogares libres... oasis de paz.