viernes, 22 de agosto de 2008

Adrienne Pauly

Adrienne Pauly tiene voz de cama sin hacer, de café frío y demasiados cigarrillos para desayunar, de miércoles con resaca y de arrepentimiento a la mañana siguiente al ver con quien se comparte la cama. Sus canciones son urbanas, claras y directas, cuajadas de un humor ácido y corrosivo, de cajeras que sueñan salir del supermercado aunque sea en un ataúd, de muchachas que sólo buscan un hombre, de mujeres que no saben decir que no y acaban en la cama con un contable mirando el reloj mientras hacen el amor.

Llegué a Adrienne Pauly hará un par de años, cuando empecé a meterme en serio en la música francesa. Empieces por donde empieces, uno acaba llegando a esta cantante de treinta años, siempre vestida de negro y siempre despeinada que desgrana historias con voz irónica y con esa apariencia de mujer fatal de cine negro que, lo siento, me tiene fascinado. De extraña belleza y peligrosa elegancia, su forma de abordar las canciones me recuerda a mitos de la canción como la Piaf o la Dietrich. Actualmente es una de las cantantes que más me gustan, una de las más interesantes y con quien mejor me lo paso. Para mí, es una de las grandes.

Os dejó una de mis canciones favoritas. Je veux un mec. Después del vídeo encontraréis una traducción de la canción para que os hagáis una idea del tipo de historias que cuenta, de su particular sentido del humor y de por qué me atrae tanto.

video

Adrienne Pauly - Quiero un tío

Extrait de l’album “Adrienne Pauly” (2006)

No, no quiero
levantarme, vestirme...
Quiero un tío (x 2)
Sí, qué bobada:
tumbarme de por vida
me aburre.
Quiero un tío.

No, no quiero
ir al cine, reír...
Quiero un tío (x 2)
Sí, me pongo terca
pero sus aires me inquietan.
Quiero un tío.
¡Ven, tío!

Tu opinión me da lo mismo.
Tus amigos me dan lo mismo.
Tu trabajo y tu gimnasia,
Tu dolor de espalda y tu aire acondicionado

Tu alma me da lo mismo.
Tu dinero todavía más.
Tu psicólogo y tu horrores
¡Escúchame!

Sí, no voy a tranquilizarme.
Sí, voy a seguir.
Olvida las flores,
!No voy a estar a la hora!
¡Espérame!

No tengo muchas ilusiones
pero si me haces bien el amor...
Quiero un tío, no flores
¡Bésame o me muero!

No, no quiero
olvidar, trabajar...
Quiero un tío (x 2)
Sí, me quejo
Sí, qué bobada
Sí, qué lamentable
Quiero un tío.
¡Ven, tío!

Tu mamá que se fue
Tu papá que se fue
Tu ex que te atormenta
Tu moto que te deja tirado

El buen tiempo me da lo mismo
La lluvia me da lo mismo
Quiero un tío no un soplido
¡Mírame!

No, no voy a reponerme,
tranquilizarme, tomar un baño…
Sí, voy a quedarme en mi sitio
Si eres un tío, ¡ven a mi encuentro!

Sí, sí, sí, sí, sí.

Quiero un tío
no hombres que me acosen
Quiero al tío (de verdad)
Quiero un tío
no demasiado tonto.
Quiero un tío que me retenga,
que me corresponda.
¡Ven, tío! (x2)

Tú, que quieres hacerme cambiar de aires
Ya no puedes más, quieres hacerme callar
con tus labios. Si lo eres,
si eres un tío, ¡respóndeme!

Tu sombrero me da lo mismo
Tu cazadora me da lo mismo
Tu ropa puedes largarla
sobre el sofá...

No tengo muchas ilusiones
Pero para qué hacer discursos...
En el sofá o en otra parte,
¡Bésame o me muero!

Ven, ve, ven, ven, ven…

Quiero caricias como un trenecito
que me corre a lo largo de las caderas
Quiero besos que piquen, escalofríos...
¡ah, si pudiera cambiar de aires!
¡ah, si tú pudieras, pudieras hacerme callar!

¡Bésame (x 8)… o me muero!

2 comentarios:

Amanda dijo...

mira que sorpresa jajaja que esa mujer ha descrito exactamente como me siento ahora en cuanto esos temas (asquerosos, incómodos, inevitables...) amorosos.

Rosa Montero? como un terrible espejo. Me falta poco para terminarlo, y me estoy divirtiendo mucho. Una amiga me dice que "su" cuento es el de MI HOMBRE... y el mío? Hasta donde voy ahora "alma Caníbal" y "El reencuentro"... ah! y "La otra" jjaja por aquello de la historia de mi padre...
Ya cuando lo termine te diré... pero me esta gustando hasta ahora.

Que bueno que te haya caído bien el cafecito...

Un abrazo!

PD: Viste a La Pegatina? que tal?

Amanda dijo...

y por cierto... los zapatos de Adrienne son geniales! jajja