viernes, 1 de agosto de 2008

Ciudades - Esquina de Buenos Aires

4 comentarios:

T. Shandy dijo...

Mi muy estimado Mr. Pickwick,

Escríbole tan sólo para decirle que sigo con verdadera devoción (y puedo asegurarle que no hay ni pizca de exageración en mis palabras) sus encantadores relatos, que tantas horas amenas me han proporcionado, y por las cuales le estoy enteramente agradecido.

De igual modo, y disculpe que me extienda sobremanera, pues sé bien que no es usted amigo de palabrerías y vanos discursos, quisiera felicitarle muy sinceramente por la magnífica selección de ciudades que nos está ofreciendo: Girona, París... Y ahora la esplendorosa Buenos Aires, ciudad de belleza sin igual, que sabe combinar como pocas la elegante y distante sofisticación (a la altura de la de la hermosa París) con la calidez popular (¡ese añorado barrio de San Telmo!). Lamento profundamente que a menudo la imagen que de ella se tiene en Europa esté tan llena de tópicos y prejuicios propios de señoritingos del primer mundo, pero que en verdad no son otra cosa que ignorancia disfrazada de orgullo. Pese a lo cual, afirmo sin el más mínimo atisbo de duda que Buenos Aires merece un lugar privilegiado entre las más espléndidas ciudades que engalanan este planeta desordenado.

De nuevo, Mr. Pickwick, le doy las gracias por tantos buenos momentos.

Su incondicional,

T. Shandy

La Sra. Dalloway dijo...

Aunque con un verbo no tan florido como el habitual en Mr. Tristram, yo también me declaro incondicional de vuestro diario: sin olvidar "Ciudades", en especial de esas deliciosas joyitas que denomináis "Lecturas" y que siempre me emocionan. Os agradezco la iniciativa; ojalá la mantengáis a lo largo del tiempo y no caigáis en la inconstancia. Al mismo tiempo, espero con ansias a que el diario del sr. Shandy deje de estar "En contrucció" para poder deleitarme con sus lecturas que serán, seguramente, como las vuestras, sumamente interesantes.

Y os agradezco sobre todo esta iniciativa porque así se me antoja que la distancia entre nosotros no es tan larga como de costumbre...

Con amor,
Sra. Dalloway

Amanda dijo...

ah que lindo que es encontrarme contigo en una esquinita de Bayres!... por la tarde me tomaba un matecito y esta semana, escucho seguido "Malena" (compré "Malena es nombre de tango de Almudena G. y ya muero por leerlo). UN abrazo tanguero, y unos pasitos acompazados...

Jorge dijo...

Mr. Shandym, sra. Dalloway: agradezco profusamente sus elogios a esta mi sencilla páginas y ventana al mundo. Es por gente como ustedes que este blog se escribe y les aseguro que continuaré mi andadura por estas páginas. Por cierto, es curioso que las dos secciones que me nombran y que tanto les gusta sean en las que menos hay que leer...

Amanda: Eres un encanto. Tienes que dejar que te invite a un café, a un poco de Miles Davis y a mucha conversación.