lunes, 12 de enero de 2009

Sobre el blog y mi alter-ego

Hoy desde las páginas de su blog, Lebanon nos invita a escribir una entrada con un tema muy específico. Y como las entradas que tenía yo preparadas necesitan un par de día más en el horno antes de ver la luz, me apunto encantado. Estas cosas ayudan mucho cuando quieres escribir algo, pero no tienes el qué.

El motivo de la entrada es el propio blog. Una reflexión de los cómos y porqués nos llevan a pasar tiempo de nuestras vidas escribiendo algo que leen unos pocos. Así que sobre esto irá la entrada de hoy. Unas preguntas y unas respuestas. Y para hacerlo bien y ponerle un poco de distancia a esto, no escribiré yo la entrada. Será mi buen amigo Gustav von Samenbach III, el que se encargará de ello. Ha aceptado muy amablemente este encargo pese a ser un hombre muy ocupado. Y supongo que Gustav no necesita presentación, pero por si hay algún despistado haré una muy breve.

Gustav von Samenbach III es un genial escritor de origen alemán, pero residente en Igualada desde hace unos quince años y famoso autor de novelas como La gata que no entendía que no podía ser una estalactita, Un berano con b o la fantasía heróico-musical-satirico-espitolar ¡Pos anda que tú! Asimismo es director del grupo teatral La sonrisa que no es sonrisa es queso de vaca y en un futuro debutará como director de cine con Babosa carnal no me toques no me toques, una epopeya en clave de farsa protagonizada por calcetines. Durará seis horas.

Así que yo me retiro a mi cuarto a leer un poco y dejo la palabra a Gustav. Cuando quieras.

Gracias Jorge. Perdonen mi acento. Aunque alemán no hay manera que me quite este acento italiano que me dejó de recuerdo una de mis numerosas amantes, Mónica, una bella soprano de Milán que falleció en trágicas circunstancias al verse arrollada por un cochecito de bebé. Siempre fue una muchacha delicada. Veamos esas preguntas... Como biógrafo oficial de Jorge creo que podré contestarlas todas. Y lo que no sepa lo inventaré y me quedaré tan fresco.

Mano izquierda de Gustav von Samenbach III.
Con esa mano hace auténticas maravillas. Ninguna útil, por cierto.

¿Qué te motivó a escribir un blog?

Bueno, para esta pregunta existen dos teorías. La primera, y la que Jorge me ha pedido encarecidamente que cuente, es el impacto que le supuso unas frases que encontró en el cuento que cierra el libro de Agustín Fernández Paz, Lo único que queda es el amor (ed. Anaya, 2007). El cuento en cuestión se llama "Un río de palabras" y las frases que tan honda huella le dejaron dicen así:

...volví a encontrarme con uno de esos libros que me alborotan el corazón y me devuelven la alegría de vivir. Al acabarlo, me asaltó otra vez el deseo que siempre siento en estos casos: telefonear a los amigos, salir a gritar en medio de la calle, proclamarlo a todo el mundo. Decirle a la gente que no puede seguir viviendo sin leer un libro así, hay demasiada belleza en él para ignorarlo.

Fue el deseo de compartir lo que le gusta, lo que encuentra y emociona lo que hizo que una tarde muy aburrida abriera el blog.

La otra teoría, que Jorge me ha pedido que silencie, se reduce a la influencia y presencia de una mujer. Pero para ver el desarrollo de esta trepidante historia de acción, suspense, romance, erotismo y pedantería tendrán que esperar a la publicación del primer tomo de las memorias de Jorge, Menudo pringado por dios.

¿Consideras que escribes bien?

A ver, si habláramos de mí, Gustav von Samenbach III, la respuesta sería clara. Sí. Un verbo exquisito con una construcción del discurso clásica, pero extremadamente moderna.

Pero si nos referimos al estilo de Jorge... bueno, él lo intenta. Por lo menos no hace faltas de ortografía (y las que aparecen suelen ser errores de picado). De él han dicho que tiene un estilo muy personal y peculiar. Él prefiere tomarlo como un elogio.

¿Cuál sería un adjetivo (o varios) para describir el blog?

Supongo que diría que variado. Frívolo y divertido. Aunque no sé por qué en ocasiones se deja ver entre las bromas un deje de tristeza y desengaño...

¿Has pensado a veces que se ha vuelto una obligación? ¿Cuándo?

Mientras compartíamos una botella de ron en L'ou com balla (botella que, por cierto, se bebió el solito mientras cantaba rancheras y me volvía a atosigar con última historia de amor imposible, y que tuve que pagar yo) me comentó que el día que escribir el blog deje de ser divertido, adiós muy buenas. Para obligaciones ya tiene bastantes en la vida. El blog es un juguete para divertir a los demás y divertirse él. Y actualiza tanto no porque se sienta obligado, sino porque tiene muchas cosas que compartir.

Y si nadie se lo dice ya se lo diré yo, actualizas demasiado, Jorge, deja respirar, por favor.

Seguro que hay blogs que no te gustan. ¿Cuáles son? ¿Te atreves a mencionar uno en concreto y decir por qué?

Jorge no me ha comentado nunca el nombre de algún blog que no le gustara. A veces me dice que ha encontrado este o aquel que le parecen horribles, pero no recuerda los nombres y no hace nada por recordarlos. ¿Para qué seguir algo que no gusta? Prefiere invertir el tiempo leyendo lo que le divierte o viendo crecer el cesped.

En los blogs que visitas, ¿comentas por obligación?

Nunca. Jorge solo comenta cuando cree que tiene algo que decir... aunque para lo que a veces ha dicho en algún blog mejor se hubiera estado calladito.

¿Cuál es tu post favorito de esta año?

Elegiré yo por Jorge porque él diría cosas como que no puede elegir, que le gustan todos por igual y chorradas de este tipo:

Esto no es una historia de amor porque se puede ver con diáfana claridad la influencia que mi novela Verde es nombre de algo que vete a saber qué es ha ejercido sobre él.
De momentos robados por los gratos recuerdos.
Y llegó el último día por ser un buen resumen de todo lo que pretende ser este blog.

Y si algún lector tiene alguna entrada favorita, que se pronuncie. O no.

¿Cuál es tu Blogger favorito? No valen preferencias afectivas.

En esto calla. Aunque eso sí... sus cinco blogs favoritos son de cinco mujeres.

¿Temes que un día tu blog deje de atraer a la gente y dejen de comentar?

Aunque Jorge diría que no, que no escribe por los comentarios (y en esto tiene razón), se llevaría un chasco muy fuerte si no le leyeran. Y esto por la sencilla razón que dentro de su pequeño cerebro lleno de aventuras juveniles, mujeres desnudas, lecturas pedantes y cine de todo tipo, no concibe el acto de la escritura si no existe un lector. Todo lo que escribe Jorge es para que alguien lo lea. Hasta lo más personal y privado. Si no tuviese aunque fuera un simple lector, Jorge dejaría de escribir. Para él escribir es un acto de amor. Escribir es compartir.

Para mí escribir es que me admiren y me deseen. Es lo que ocurre cuando las mujeres leen mi ditirámbico poema en alejandrinos Susuyaya y qué más.

¿Qué crees que no serías capaz de escribir?

Por favor, que Jorge nunca cuelgue sus poemas. Por respeto a sus lectores y a él mismo, los poemas no. De todo lo demás puede escribir. Y se aceptan sugerencias y peticiones (y cuanto más cafrés, jodidas y cabronas, mejor. Todo sea por putearle).

¿Piensas que un blog es una especie de terapia?

Para mí, Gustav von Samenbach III, la única terapia que funciona es la masturbación, no un blog. Pero no hablamos de mí, que es un tema fascinante, sino de Jorge. No. Para Jorge el blog es algo divertido. La terapia la hace bromeando con los amigos y viendo cine clásico.

Y para acabar, ¿una pregunta que te gustaría que contesten tus lectores?

Vaya... un momento, voy a preguntarle a Jorge... os dejo un poco de música y ahora vuelvo.



Sí, sí, leyendo... por favor, qué tiene 31 años y haciendo esas cosas.... Bueno, que le vamos a hacer. Dice que no, que no tiene ninguna pregunta en especial. Pero yo sí. Una pregunta, ¿por qué perdéis el tiempo leyendo esto cuando podríais estar leyéndome a mí?

Y si alguien tiene alguna pregunta para Jorge que se la haga. Y cuanto más humillante, mejor.

9 comentarios:

Cloe dijo...

Podría decir que mi post favorito es ese que dedicaste a mi música más que nada por el agradecimiento tan grande que sentí, pero no lo voy a hacer poque queda muy pedante y egoísta.
Me gusta simplemente cuando escribes de ti, de tu vida, de lo que te gusta y lo que odias, de las penas y las alegrías y todo eso, que en definitiva es lo que más me gusta leer de todo el mundo,ya sea porque soy muy cotilla o porque me gusta contemplarme en los demás y esto último lo hago contigo y por eso te leo y por eso me caes bien.

Tampoco voy a olvidar ese regalo que me tragiste de Cuba, porque fue increiblemente bonito.

Solo te diré, que jamás dejes de escribir, ni aqui ni en el cuaderno.

Besos mil!

Bellota dijo...

Creo haberte dicho ya que me gusta tu blog. Creo que tiene la mezcla justa de frivolidad y profundidad que tienen las cosas que no son ni ñoñas ni pedantes.

Libélula dijo...

Jorge,

Ya te lo he dicho. Disfruto mucho al visitarte y leerte. Me encanta tu sentido del humor y tu estilo.

Espero que no dejes de escribir y si alguna vez lo sientes como una obligación, espero que lo dejes (perdón por la bruta honestidad pero lo siento así).

Besos y nos vemos en algún bar para brindar!
Libélula.

Floper dijo...

Ohhh se me borro todoo!!

Lo ha dicho todo tu amigo alemán!
me gusto...
Sé que uno de tus blogs favoritos es el mio jajajaja, no lo tienes que porque mencionar porque lo se ajjajaa XP.

Extraño nuestras charlas!, espero leerte y entablar nuestras charlas =)
Beso querido amigo

Girl From Lebanon dijo...

Me encanta leerte...cuando entro aquí y lo hago me llega mucha calidez...y a menudo me sacas una sonrisa...

y me encanta que actualices tanto...

Bss!!

Starlet dijo...

...Esa baranda de balcon dando a la calle me resulta familiar? Caramba! sera esa la calle del malecon habanero? vaya que es cierto cuando dicen que las calles se parecen en todos lados!!! jajajajaj
Leerte!... es un placer...mezcla exquisita: Ingredientes Light, sus especias picantes, plato de peso sin dejar de lado la delicadeza? dejemos la cusine! eres de esos escritores que hablan de todo un poco, expone su criterio y le sacan a uno la carcajada aunque el tema sea: El mundo se viene Abajo...Eres colirio pa los ojos y risa para el alma...que más se puede pedir...

Annabel M. Z. dijo...

Eres muy ocurrente, escribes sobre cosas interesantes y resultas cercano, por eso me gusta venir.
Genial lo de la chica que murió atropellada por un carrito de bebé ^^

a(nn)a dijo...

Les raons són les què es troben dins (molt dins) teu i que per molt que les vulguis explicar,mai trobaràs la millor forma de fer-ho (exeptuant l'escriptura, evidentment) perquè la gent pugui entendre de veritat el què sents tu, i no una altra persona.

El plaer d'escriure i saber que poques persones et llegeixn encara et fa sentir una mica més heroi.
No creus?
Poca cantitat però molta cualitat, també interessa.

Esperem que aquests igualadins que s'aventurin en la creació d'un Blog sigui per unes molt bones raons, no m'agrada que la gent se'n faci un per el pròpi mèrit de dir: és que sóc guay!
Sort que queden poques persones com nosaltres.. :)


anna(rquia) als sentiments!

Jorge dijo...

A todas, muchas gracias. Emocionado y agradecido. Le tengo mucho cariño a estas tontás que escribo y que la gente se divierta con ellas es lo mejor. Muchas gracias, de verdad.

Solo algunas puntualizaciones:

- La botella de ron que dice Gustav que me bebí en un bar... tiene razón, pero era un botellín de esos pequeños que encuentras en hoteles o avión. Y lo que pago él... bueno, había robado esa botella, estaba a la mitad y me la ofreció a base de pedírselo. Gustav es un buen amigo, pero se reconoce que es un gran tacaño.

- Y Annabel... la muerte de la novia de Gustav por un carrito de bebé... bueno, no fue agradable para nadie. Y menos para la Mónica. A Gustav le afectó mucho. Estuvo diez minutos sin citar ninguna de sus obras.

- Y siempre annarquia en los sentimientos.