martes, 20 de abril de 2010

Algunas frases...

... que estoy harto de oir estos días (por no ser maleducado y decir que estoy hasta los huevos de oírlas). Estas frases son:

1. ¿Cuál será el libro de este Sant Jordi?
2. ¿Qué, preparando Sant Jordi?
3. ¿No tenéis este libro? Y yo que pensaba que para Sant Jordi tendríais todos los libros que se publican.
4. ¿Y cuál será el libro que más se venda este Sant Jordi? (paráfrasis de la primera pregunta)
5. ¿Tenéis algún libro que sea un éxito?
6. ¿Y qué libro será el que más se venda este Sant Jordi? Es que es para avanzarme a todos esos que lo compran cuando ya es el más vendido (versión algo patética de las frases 1/4).
7. ¿Tenéis el libro que más se venderá este Sant Jordi? (versión profética de las frases 1/... ¡ba!, ya sabéis cuáles son).
8. ¿Tenéis algún libro que enganche?
- ¿Con resina?
9. ¿Trabajas aquí?
10. Perdona, ¿eres de aquí?
11. Oye, ¿atiendes o te paseas?
12. Mucho follón estos días, ¿verdad?
- Sí.
- Y, por cierto, ¿cuál será el libro más vendido este Sant Jordi?
13. ¿Tenéis este libro?
- No.
- ¿Podéis pedirlo?
- Sí.
- ¿Estará para Sant Jordi?
- Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja.
14. ¿Y qué? ¿Cuál será el libro más vendido este Sant Jordi?

Ains... si es casi todo es lo mismo... pues claro que sé cuáles serán los libros más vendidos este Sant Jordi, pero mi boca no dirá ni mú. Me niego. Porque si lo digo esos títulos pasan a vuestro subconsciente, se queda en un rincón y corréis el riesgo de comprarlos bajo la coacción de que ese es el libro más vendido y, por tanto, es el libro que debéis comprar. Porque funciona así. Dicen que un título es el que más se vende y todos como locos detrás de ese libro. De parada en parada, chillando, gritando, preguntando y pidiendo. Olvidando que en una parada hay más libros.

Según datos que he encontrado por ahí, en España en el año 2009 se publicaron 74.521 libros.
Contando esto, los libros publicados el año anterior (86.330) y los libros que se mantienen de fondo, respondiendo a la pregunta 3, es difícil tener por Sant Jordi todos los libros.

Las listas de los más vendidos deberían estar prohibidas. Son elementos de coacción. Eliminan la sorpresa y la libertad de elección porque esos libros serán los que lleven a la tele, los que ocupen páginas de los periódicos, los que te encuentres en todas partes.

- O sea, que esos libros no merecen vender mucho.
- No es eso. Se lo merecen igual que otros. Pero que estén en igualdad de condiciones. Sin presiones mediáticas. Que la cultura sea libre, pero que la elección de la cultura sea también libre. Que no nos impogan desde todas partes unos libros en concreto, una elección prediseñada. Y esto sirve para todos. Ya sea para los libros comerciales, los culturillas, los supuestamente marginados, los intelectuales.
- Pero gran parte de tu trabajo es aconsejar libros...
- Sí.
- Entonces entras en una contradicción. Tú también orientas la lectura al señalar un libro y no otro. Al decir este sí lo aconsejo, este no.
- Ya... pero la elección final es del cliente. No impongo una lectura. No digo este libro tienes que leerlo porque si no morirás.
- ¿A no?
- No. No creo en que existan libros que uno tiene que leer. Uno lee lo que quiere, desea y le apetece. Pero tú ya sabes como pienso...
- Sí... anda, pon algo de música y cállate.


1 comentario:

enrojecerse dijo...

¿Tenéis este libro?
- No.
- ¿Podéis pedirlo?
- Sí.
- ¿Estará para Sant Jordi?
- Ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja ja.



yo: ajajajjaajajjajaj!