martes, 23 de diciembre de 2008

Sobre directores de cine y ruiseñores

video

Que este vídeo protagonizado por la maravillosa Zooey Deschanel sirva como extraño homenaje a Robert Mulligan, director de cine, fallecido hace unos días tras una larga enfermedad. Siempre se le recordará por dos pequeñas joyas del cine americano, Verano del 42 (Summer of '42, 1971) y, sobre todo, Matar a un ruiseñor (To kill a Mockingbird, 1962); una de las películas más bonitas de toda la historia del cine con un enorme Gregory Peck que nos demostró dos cosas:

1. Lo increíblemente difícil que es interpretar a un persona normal.
2. Atticus Finch es el padre perfecto.

Y la película tiene, además, una de las mejores bandas sonoras de toda la historia gracias a ese mago que era Elmer Bernstein.

video

"Cuando nos dió nuestros rifles de aire, Atticus no nos enseñó a disparar. Fue el tío Jack quien nos instruyó en sus principios, dijo que Atticus no estaba interesado en armas.
Atticus le dijo a Jem un día:
-Prefiero que disparen a las latas vacías en el patio trasero, pero se que ustedes van tras los pájaros. Dispara a todos los pájaros azules que quieras, si es que les puedes acertar, pero recuerda que es un pecado matar un ruiseñor.
Ese fue el único momento que escuché a Atticus decir que era un pecado hacer algo, y le pregunté a la señorita Maudie al respecto.
-Tu padre tiene razón-, me dijo ella. Los ruiseñores no hacen otra cosa que crear música para que la disfrutemos. No se comen los jardines de la gente, no hacen nidos en los graneros, no hacen otra cosa que cantar su corazón para nosotros. Es por eso que es un pecado matar a un ruiseñor."
(Harper Lee, Matar a un ruiseñor, 1960)

Robert Mulligan, director de cine.
Nueva York, 23 de agosto de 1925 - Lyme, Connecticut, 20 de diciembre de 2008

5 comentarios:

Cloe dijo...

Vi la primera película que pusiste el otro día, cabe destacar que esa escena es lo mejor o lo único rescatable de ella, porque esa actriz opaca con creces a Sarah Jessica Parker de lejos.

La otra creo que no la ví, pero sin dudas me la apunto y más aún cuando sale Gregory Peck.

Besos!

Jordi Vivancos dijo...

¡Uff! "Matar a un ruiseñor"... Otra película perfecta se mire por donde se mire: una dirección impecable, un guión de acero (la novela sentó las bases perfectas), un Gregory Peck insuperable, una música sublime y un mensaje eterno. Debería ser una película de obligada visión en las escuelas o institutos por el valor de la enseñanza moral que contiene.

Por si no se nota, la película me marcó profundamente. Y sí: Atticus es el padre perfecto.

Libélula dijo...

Jorge,

Excelente película.

Excelente homenaje.

Excelente post.

Besos y felices fiestas!!!
Libélula.

Floper dijo...

me gusta la peli!=)
emm pasaba a saludar y ahradeserte querido amiguin las palabras q me escribiste en el blog!! son muy lindas!!=)
Sos una gran persona!
Besooo.

Girl From Lebanon dijo...

Feliz Navidad y mis mejores deseos!!

Bss!!