lunes, 29 de diciembre de 2008

Tercer balance - Cine

Cuando me dispongo a hacer el balance cinematográfico del año me asalta una duda. ¿Escribo sobre lo mejor que he visto o sobre lo que más he disfrutado? Porque no necesariamente tiene que ir junto. Me explico, he visto algunas películas que son obras maestras, autenticas joyas de profundidad, de discurso y de técnica, pero son un auténtico peñazo (pienso en algún clásico sueco). Y he visto otras deleznables, repugnantes y muy malas, pero que he disfrutado como un crío. ¿De cuáles hablo?

Y como no he llegado a ninguna conclusión, hablo de seis películas... las primeras que apunté en la "libreta de pensar" cuando preparaba la entrada. Sin orden ni concierto ni por orden de preferencia. Tal como vinieron.

Wall·E (Wall·E, Andrew Stanton, 2008). La mejor película del año. ¿Pero si es de dibujos? Sí, ¿y qué? Es la película más adulta, completa y compleja que he visto tanto en cine como en casa (y esto incluye muchos rollos franceses, alguno sueco y hasta un par filandeses). Preciosa historia de amor, cine en estado puro donde todo se explica por la imagen y homenaje a los grandes de la comedia como Chaplin, Keaton y Tati. Y el robot protagonista es mucho mejor actor, más lleno de matices y sensibilidad que muchos de esos humanos que corren por ahí presumiendo de Oscars (y Goyas, claro).

Iron Man (Iron Man, Jon Favreau, 2008). De esta película solo puedo decir una cosa: me lo pasé teta. Iron Man hizo que recuperara en un cine la maravilla que siente un niño, el sentido de la aventura y el puro entretenimiento. Una hora y pico de acción, humor, chicas guapas, destrucción y un héroe carismático. Y más si tenemos en cuenta que el hombre de hojalata nunca ha sido unos de mis héroes Marvel favoritos. Y el mérito de tan buen rato lo tiene un director que sabe que entre manos solo tiene un material para pasarlo bien y un Robert Downey jr. en estado de gracia. Creo que él es la película y por la que recuerdas este cómic en imágenes como algo especial.

Más extraño que la ficción (Stranger Than Fiction, Marc Foster, 2006). Vista en Cuba una tarde de pereza infinita mientras Aurora dormía, Laura sollozaba medio abrazándome y yo tenía una revelación. Una historia triste. Vendida y presentada como una loca comedia, nos encontramos con una de esas historias de personajes perdidos y vacíos a los que se les presenta una oportunidad en la vida para que aprendan a valorar sus días y lo que se encuentran. El precio, saber que en muy poco tiempo morirás. Metaficción, pedantería, literatura, reflexiones sobre el escribir y el vivir, lección sobre los finales tristes/finales felices y la maravillosa Emma Thompson enseñando al mundo cómo se avtúa, pronuncia y vocaliza. Y Maggie Gyllenhaal llena de tatuajes dando alas a mi imaginación.

Trilogia de la venganza de Park Chan-wook. Compuesta por Sympathy for Mr. Vengance, Old boy, Sympathy for Lady Vengance. Hablar en profundidad de las tres me podría llevar unas cuantas entradas. Estamos antes tres historias duras, oscuras, en ocasiones insoportablemente violentas (recuerdo especialmente los últimos veinte minutos de Mr. Vengance), ariscas... pero, en ocasiones, irremediablemente divertidas. Llenas de un humor negro, cruel y áspero, en ocasiones no he podido evitar pensar que estaba viendo una comedia negra muy pasada de rosca. Historias duras de las que no gustan a todo el mundo. Personajes que buscan venganza aunque en verdad solo buscan algo parecido a la felicidad. Lástima que se den cuenta tarde.

La bella mentirosa (La belle noiseuse, Jacques Rivette, 1991). Desde el momento que la vi una de mis películas favoritas. También reconozco que se la puede considerar una de las películas más aburridas de la historia, aunque yo la encuentro fascinante. Cuatro horas de la reflexión sobre la pintura y el arte. De la relación tortuosa, dura y exigente de un pintor con su modelo. Actores mágicos; especialmente Michel Piccoli y Emmanuelle Beart como pintor y modelo. Planos fijos de una mano pintando, haciendo bocetos, el cuerpo humano deformado, llevado al extremo hasta que deje de ser cuerpo y pase a ser arte. El cuerpo de la modelo como vehículo para encontrar otra cosa. Una película lenta y difícil que me fascina y sumerge.

La niebla (The mist, Frank Darabont, 2008). Puro cine de terror de los años 50. Homenaje a la serie B que amamos y La dimensión desconocida en el cine de tu barrio. Película de monstruos donde se ven los monstruos. Personajes encerrados en un centro comercial con una amenaza fuera y una mucho peor dentro. Y un final cruel y necesario. Película pesimista y apocalíptica donde se vuelve a demostrar que el ser humano es su peor enemigo y que la vieja frase de Hobbes necesita una actualización: "El hombre es una hiena para el hombre, el lobo es un animal demasiado noble."


Y hasta aquí.

Me dejo en el tintero unas cuantas (Pozos de ambición, Trophic Thunder, Paso de ti, El pisito, Johnny Guitart, El intercambio, Secretos de un matrimonio, etc.) que he visto en el cine o en dvd o en televisión. Pero me puse como norma seis, y en seis se queda.

Y para acabar, una escena de una de mis películas favoritas. Ver a Cyd Charisse y Fred Astaire bailando en un Central Park de estudio me sigue confirmando que el cine es algo mágico. Y sí, siempre he querido ser uno de esos idiotas que viven en un musical.

video
Cyd Charisse y Fred Asteire bailando Dancing in the Dark
Película: Melodías de Broadway (The Band Wagon, Vicente Minelli, 1953)

7 comentarios:

Girl From Lebanon dijo...

Pues no he visto ninguna de esas...y mira que he visto peliculas este año...sobre todo españolas...

como me gustan las pelis de Fred Astaire...parece que floten en vez de bailar...

Bss!!

Cloe dijo...

La niebla la tengo pendiente desde que se estrenó, unos me dicen que es muy bueno y otros que es muy mala, cuando la vea saldré de dudas.
Wall-E la ví en casa de un dvd de esos grabados en el cine y no se si fue por eso pero la pelicula me pareció un coñazo insufrible, creo que soy mas de Shrek y cosas asi.

Del reto ni había oído hablar, pero no sé porqué tengo la sensación de que La bella mentirosa me podría gustar mucho.

Besos!!

Jorge dijo...

Lebanon: pos yo te diría que el cine español es mi asignatura suspendida de este año. Es que no nos entendemos... lo que veo no me gusta y lo que no veo me da mala espina... Supongo que no estamos echos el uno para el otro.

Cloe: La niebla es la típica película de adeptos. O la odias o la amas. En mi caso la amé. Pero claro como fan absoluto de la serie B (incluso Z) de los cincuenta esta peli tiene todos los elementos necesarios e imprescindibles (hasta efectos especiales cutres!!!). Yo la disfruté mucho. Creo que Wall-e deberías verla en mejores condiciones...y si no te gusta, pues bueno. Y te animo que pruebes La bella mentirosa... pero la versión de cuatro horas, no la de dos horas que se distribuyó por allí. Si te van las cosas lentas y reflexivas es tu película. Besos.

Amanda dijo...

Wall-e definitavente es de mis favoritas... la vi hace poco y además de que incluye todo lo que dices y tienes razón, la versión de la VIe en rose... es genial! Me encantó y en parte me deprimió muchísimo... ah pero el mundo sigue teniendo cosas lindas como ese video que pones.

PD: me avisó mi abuela que ya llegó eso... lo recogeré al rato... y te digo

Un abrazo muy grande y que agradable es siempre visitar tu blog!

Jorge dijo...

Bueno Amanda, ya me dirás qué te parece "eso". Y justo para el cambio de año. ¿Eso querrá decir algo, no?

Y Fred Astaire y Cyd Charisse siempre harán el mundo más lindo.

carina dijo...

T'acabo de descobrir i t'asseguro que em passaré sovint per aquí, m'encanta el cine però no hi puc anar, llegint-te optimitzaré les tries quan tingui el momentet per escapar-me.
Bon any

Bruixadesol dijo...

Sempre arribo tard Jorge, al teu blog, a les estrenes cinematogràfiques, a les novetats editorials... i el pitjor de tot és que m'agrada que siga així... Algú m'obre el camí, algú recomana... Però no sóc així amb tot eh? Només amb les coses que no tinc temps de fer... En les altres, tendeixo a ser molt agosarada. Bé, el que t'anava a dir és que de la tria de pel·lis només n'he vist una. L'endevines? La de públic infantil, és clar. En els últims anyets, quan entro a una sala de cinema és pels petits i amb els petits... Perquè visquen l'experiència, la pantalla, el Dolby i tot això. Jo puc anar tirant de DVD...

Tot aquest rotllet venia per Walle. La mirava amb els seus ulls i estava més atenta a les seues reaccions que a qualsevol altra cosa. Així i tot, Walle era molt "mono", molt enamorat ell. A mi personalment em va faltar una cosa: el context del món ple de brossa i els humans fattys i asseguts eren perfectes per carregar les tintes contra la societat actual, però com era infantil... no calia educar els petits, només fer l'ullet al públic més grandet.

Que el 2009 et porte coses bones de les bones de veritat. Besets i gràcies per les recomanacions que em vas deixar al blog.

Besets.