martes, 30 de septiembre de 2008

Ben Stiller es Dios

El sábado fui al cine a ver el acontecimiento cinematográfico del año. ¿Una película inédita de John Ford? ¿El hallazgo de la primera película catalana rodada ¡un año antes del invento del cine!? ¿Una película donde solo aparecen mujeres besándose y monstruos dándose de hostias? (Esta película existe y es una maravilla). No. Algo mucho más importante. El estreno de Trophic Thunder, última película dirigida, protagonizada, producida y escrita por ese Dios de la comedia y de las artes en general llamado Ben Stiller.


Fueron dos horas de película que se hicieron un suspiro. Dos horas de disfutar como un chiquillo con una sátira enorme del mundo del cine, de los actores, productores, del género bélico, del teatro... de todo. Pasándolo bien como hacía tiempo que no lo ocurria. Cuando salí del cine iba en una nube. Hay cosas en esta vida que no fallan, y éste hijo de Nueva York es una de ellas.

Para mí Ben Stiller es Dios. Cada treinta de noviembre celebro su natalicio en compañía de un buen amigo con una cena y el tradicional intercambio de regalos de obtejos tontos que hayan aparecido en una película de Ben Stiller. Tengo en casa películas suyas que suelo revisitar una y otra vez. Una de mis películas favoritas es Zoolander, obra maestra que no acepta discusión y un clásico desde el momento mismo de su estreno. Soy fan absoluto pese a Noche en el museo (hasta Dios puede equivocarse y si no mira el ornitorrinco) porque me ha regalado cosas como Algo pasa con Mary, Mistery Man, Starchy y Hutch, Los Tennembauns, Matrimonio compulsivo (película donde mi buen amigo Jordi estuvo a punto de morir por un ataque de risa tan descomunal que olvidó respirar) y tantas tantas otras con las he pasado unos grandes momentos. Y lo considero un Dios, y un Dios guay. De los que hacen gracia y se humillan y no van todo el día enfurruñados por la creación diciendo que todo es pecado y que debemos arrepentirnos por cosas de las que no somos conscientes. Además, con una religión como ésta en algo supero a las religiones mayoritarias: yo sí he visto a Dios y contemplado su obra.

Os dejo una pequeña muestra de su obra. Una escena de su antiguo programa de televisión The Ben Stiller Show donde se hizo muy conocido por sus parodias de Bono, Bruce Springsteen, Tom Cruise o la que he puesto aquí.

video

Seguramente será una chorrada, pero a mí cosas como esta son las que hacen que el mundo sea un lugar maravilloso.

8 comentarios:

Anita dijo...

Jajajaja que buena parodia de Bruce Willis!!! Me descostillé de risa!!! Yo no sé si entro en la categoría religiosa de Ben Stiller, pero es verdad que cada vez que veo una de sus películas disfruto un montón y me muero de risa, un grande de la comedia, sin dudas. El otro día de hecho estaban pasando Mi novia Polly en la tele, ya la he visto varias veces pero me quedé colgada viéndola de nuevo...

Un gustazo andar por aquí.

Saludos :)

Mr. Fritanga dijo...

Tambien confirmo mi admiración por Ben. Existen pocos cracks comicos de su talla.
He de decir que tambien fuí, en su tiempo, fan de Jim Carrey. Tremendo es personaje bestial de Ace Ventura o la Mascara. Pero tremenda tambien su caida, a mi parecer, en tooooooda una serie de pelis que han eclipsado su potencial cómico (un simple ejemplo: El show de Truman, aunque la historia es buena, el no da ni de lejos la talla).
Pero volvamos al señor Stiller. Hay imagenes que tengo grabadas en la memoria: el rostro al pillarse los güevos en Algo pasa con Mary, la mirada gélida de Zoolander, los ataques de ira descontrolada de Mistery Man...
No he tenido el placer de ver la última de sus peliculas, pero de esta semana no pasa!

Saludos y pajillas

Jordi Vivancos dijo...

Y eso que decías que no te ibas a poner profundo en tu blog... Pues estás hablando de religión, que lo sepas. En cualquier caso, y como sabes bien, comparto tu culto a Ben Stiller, a quien debo momentos memorables de felicidad suprema y una experiencia cercana a la muerte de la que volví fortalecido, pero con menor oxigenación neuronal (lo cual también me acerca más a la felicidad, porque para lo que hay que entender en este planeta...) Sin embargo, me permito el atrevimiento de hacer unas pequeñas precisiones teológicas: Dios lo que es Dios, el verdadero creador de todo lo que se menea, ése es Beethoven. Luego están sus profetas, como es el caso de Ben Stiller, que predica su palabra de humor por humor, cachondeo de todo y por todo y autohumillación, y Monica Bellucci, que predica su palabra de belleza, amor y carnalidad.

Amén.

La chica automática dijo...

Me he planteado amistades y amores cuando éstas y estos han considerado Zoolander una mierdecilla sin gracia. Owen Wilson, otro crack. El centro para niños que no saben leer chachi tamaño hormigas, no tiene precio.

Saludos.

Jorge dijo...

Queridos amigos,

Anita: Seas o no devota de Ben Stiller, estas bendecida por su gracia (nunca mejor dicho) y sus películas siempre estarán contigo. "Mi novia Polly" (en España titulada "Y entonces llego ella) es muy divertida. Me quedo con el partido de baloncesto...

Mr. Fritanga: próximamente hablaré de Jim Carrey y sus inicios en la televisión. Y su poder en Mistery Man... es el que tengo en la librería en plena campaña de texto... ataques de furia enormes que no sirven para nada.

Jordi: lo se... me he puesto muy serio al hablar de teología, pero hay momentos en que uno tiene que sentarse y hablar de lo importante. Espero que me perdones.

Chica automática: A lo mejor parezco un poco extremista, pero alguien que catalogue Zoolander como "mierdecilla sin gracia", ¿es buena persona? Lo del centro para niños que no saben leer chachi me colapsó... aunque mi momento es el frapuccio de moka y naranja y la posterior visita a la gasolinera... eso es impagable.

Martín G. Ramis dijo...

conocer siempre es gratificante.
te recomiendo: Martín Garrido entre el centeno.

_xXx_ dijo...

Ben stiller, simplemente un genio. Ayer recién adquiri el dvd de The Ben Stiller Show, con su olorcito a nuevo, lo compre de importancion, un dinero muy bien gastado.

El vengador enmascarado dijo...

Aquí sí que estoy de acuerdo con usted, no como en Magnolia. Este post le redime absolutamente de sus momentos más ñoños-profundos-existencialistas-culteranos que tantos comentarios femeninos le reportan.

Tropic Thunder representa el regreso de Ben Stiller a sus mejores momentos, una nueva y pasmosa obra maestra que con los años alcanzará el status de Algo pasa con Mary o de Zoolander. Por cierto, me niego a relacionarme con gente que es incapaz de encontrarle la gracia a estas películas.

Sobre la película en sí: a mí me mantuvo en un prolongado, místico orgasmo desde el mismo comienzo con los falsos trailers. Por lo demás, Ben Stiller toma de nuevo las riendas de su carrera de humorista y se representa a sí mismo de nuevo como personaje desfasado, patético, superado por la realidad y continuamente humillado sin ni siquiera darse cuenta.

Algunos de los momentazos de la películas:

-El trailer de Jack el Simple. Sencillamente genial. Esto no está al alcance de nadie que no sea Ben Stiller.

-El director pisando la mina y el momento cabeza posterior.

-Ben Stiller disparando con una ametralladora con un solo brazo, a lo Rambo, sin saber que los enemigos son de verdad y no personajes.

-Tom Cruise en el mejor papel de su vida, sin lugar a dudas, y su bailecito para tratar de convencer al agente de Ben.

-La representación vietnamita de Jack el Simple.

Joder no sé, son tantas cosas... Además, me gustaría añadir algo, y es que en principio Owen Wilson también iba a participar en esta película. ¿Por qué no se repitió la dupla mágica? Pues porque lamentablemente, Owen atraviesa un mal momento personal, con una especie de depresión crónica, así que tuvo que ser sustituido por McConaughey en el papel de agente enrollado.