lunes, 29 de septiembre de 2008

A unos abismales 60 kilómetros...

Hay momentos en que los clientes te dejan sin respuesta. Ya sea porque tu cerebro no procesa de forma veloz una réplica ingeniosa que haga tambalear los cimientos de la comedia, ya sea porque el comentario o pregunta del cliente colapsa el cerebro acercándolo a un estado de ficus disecado. Me refiero a comentarios del tipo:

a) Una chica entra y pide recomendación de algún libro. Es lectora habitual de historias de vampiros sensibles y enamorados, pero ahora quiere cambiar un poco de genero. Algo sobre amistad entre mujeres. Le enseño Mil soles esplendidos de Khaled Hosseini. Lo mira por encima.
- ¿Es de moros?
- Bueno... sí... pasa en Afganistán.
- No, nada de moros ni de chinos que me dan mucho asco.

b) Un señor muy bien vestido se acerca al mostrador con una biblia en la mano.
- ¿Qué coño hace la biblia al lado del corán?
- Bueno, está en la sección de religión.
- Hombre, entiendo que la biblia esté en la sección de religión. Pero el corán tendría que estar en mitología... no es la religión verdadera. Y es una falta de respeto para los bueno católicos.
Porque estoy trabajando, pensé, que si no te iba a enseñar a ti lo que faltarle el respeto a un católico, gilipollas.

Pero hay un tipo de comentario que de verdad me deja sin palabras. Me refiero a lo que me he tenido que enfrentar hoy y que ha provocado que cambiara por completo mi agenda de entradas:
- Buenas tardes, ¿tenéis tal libro de tal autor?
Consulto con el ordenador si mi prodigiosa memoria no me ha facilitado el dato antes.
- No, ahora no. Pero se lo podría pedir si quiere.
- No, gracias. ¿Sabes que pasa? Es que soy de Barcelona.
- ¿Y?
- Y supongo que allí sí que lo encontraré. Imagino que es difícil que lleguen los libros a provincias... Como estáis tan lejos de Barcelona. Y aquí muchos libros no llegan, ¿verdad? Porque el último del Zafón tampoco lo tenéis, ¿verdad?

Bueno... reconozco que en este caso nuestro estimado cliente de capital tiene razón.

Igualada está a unos inacabables sesenta kilómetros de Barcelona, en una región pantanosa infestada de mosquitos del tamaño de un cerdo, rodeada de inaccesibles montañas de cuatro mil metros de altura y a la que solo se puede acceder tres meses al año cuando finaliza la temporada de las grandes nevadas y las autoridades abren el paso. Hasta hace poco no llegó a nosotros la electricidad (aún hay abuelas que saltan por las ventanas cuando se enciende una bombilla diciendo que es obra del diablo) y en las librerías estamos empezando a recibir las primeras obras de Dickens, Tackeray, Galdós y Bertrana. Esperamos ansiosos la primavera porque es cuando los trovadores vienen a nuestra ciudad y nos cuenta las nuevas del mundo. ¿Sabíais que la tierra es redonda? ¿Qué se ha descubierto algo llamado América? ¡Cómo es posible que Isabel II no sea reina de España!

Aunque algunos barceloneses puedan no creerme, esto no es Igualada.

Un viajero que quiera ir a Igualada desde Barcelona tiene que enfrentarse a:
- enfermedades tropicales.
- salteadores de caminos en el tramo Esparraguera-El Bruc.
- el yeti.
- caminos sin asfaltar (en Abrera todos los coches se detienen y se pasa a coche de caballos o diligencia).
- ataques apaches.
- disfunciones temporales.
- hordas de familias caníbales que secuestran a los despistados viajeros.
- desbandadas de ñus, sendas de elefantes y ataques de periquitos salvajes.

Y cuando llegan a Igualada se encuentran con un páramo solitario donde no hay dos teatros con programación estable, conferencias, presentaciones de libros, restaurantes, bares, discotecas, locales de copas, cibercafés, entidades culturales, cines, conciertos, varias librerías con buena oferta, tiendas de cómics, colegios y guarderías, fábricas, tiendas, gente por las calles, familias que pasean a sus hijos, terrazas en verano, un festival de cine, uno de teatro infantil y uno de cortos, globos aerostáticos, conciertos gratuitos al iniciarse el verano, muchachas guapas, una provincia preciosa y por descubrir con hectáreas y hectáreas de bosque virgen y uno de los pulmones verdes de Catalunya, etc. No... todo esto pertenece a la fantasía de cuatro fanáticos e integristas igualadinos. En verdad, sólo hay un desierto donde la gente solo puede hacer tres cosas:
1. Malvivir.
2. Suicidarse.
3. Soñar con vivir en Barcelona un día.

Imagen del catalán de provincias que tienen algunos barceloneses

Porque visto desde Barcelona, sesenta kilómetros es todo un mundo, otra dimensión. Y no puede haber nada más allá de la imponente Collserola con sus urbanizaciones adosadas. Tras pasar el Corte Inglés de la Diagonal finaliza la civilización y da comienzo una tierra que empieza a ser mítica y que tiene nombres tan exóticos como Lleida, Ripoll, Vic. Donde no existe la cultura, donde no tienen mar aunque nunca un barcelonés vaya a verlo (pero sabe que está allí) y donde la gente utiliza los lavabos y no se mea en la calle.

Estoy harto de la imagen de la provincia que tienen los señoritingos de la capital (y ya se que no todos, pero esta minoría todavía no me la he encontrado) y desde hoy empieza mi turno de replica. Por favor señoras y señores de nuestra capital, existe un mundo más allá de la Diagonal y que no es la Costa Brava.

Y les aseguro que ir proclamando a los cuatro vientos que son de Barcelona no hace que se despierten mayores simpatías por ustedes.

19 comentarios:

La Sra. Dalloway dijo...

No entiendo este "odio" por la gente de Barcelona que se desprende muchas veces de gente de otros sitios de Catalunya, como en tu caso ahora. No todos los que vivimos en Barcelona somos indocumentados como el señor que tanto te ha ofendido (con motivo, claro, aunque no ofende quien quiere, sino quien puede, y con ese comentario sólo se ha puesto él en evidencia con una enorme incultura). Pero tampoco me parece bien ese desprecio por los "camacos" y gente de Can Fanga, como si os ofendieran en algo muy personal por el simple hecho de existir... Vaya, es maravilloso vivir fuera de la capital, pero también lo es vivir en ella, aunque desde luego, son dos formas de vida totalmente distintas y cada uno vive donde quiere o donde puede. No sé por qué hay que tomar partido y si somos de un lado tenemos que odiar/despreciar al otro. Y si que alguien diga que es de Barcelona hace que no se despierten simpatías hacia su persona, eso no habla muy bien de vosotros, ¿no?

A lo mejor me confundo con este comentario, y no es así como funcionan los blogs: un blog es donde tú pones lo que te pasa por la cabeza y tus amigos en sus comentarios te dan la razón en todo... En ese caso, olvida todo lo que he dicho y sí, sí, tienes razón en todo lo que dices, los malditos camacos son ridículos y merecen la muerte todos.

Toni dijo...

Estimada Sra.Dalloway

Sin que sirva de precedente me voy a postular a favor del Sr.Jorge, aunque no creo que él haya planteado el artículo para eso, sino para explicar algo que le ha dado rabia.

De pequeñito en TV3 siempre me han contado que el lobo venia de Madrid, que los malos estaban en las estepas centrales de aquel país (perdon, estado) que se llama España (perdon, estado español), y que eran ellos los que impedían que fueramos una nacion grande y libre (me recuerda a otra época no muy lejana) y que sólo Barcelona, cual cierto pueblo galo, resistía a la barbarie de aquel pueblo invasor que es Madrid.

Pero mira por donde si usted va a cualquier pueblo o ciudad de Catalunya y habla con sus gentes descubrirá que Madrid no es el lobo, sino Barcelona, que por muchas razones que le enumeraré a continuación el desprecio que según usted tenemos hacia todo lo que huela a Barcelona no es tal, sino rabia y desidia y un poco de hartazgo.

Razones:
Si usted pone TV3 en un 95% de las noticias sobre Catalunya sólo saldrá Barcelona. Sólo restransmiten fiestas de Barcelona y sólo existe el FCBarcelona

Si hay problemas con los trenes, sólo los hay con cercanías, y a los regionales que les den por ahí

Si hay problemas de comunicación terrestre, sólo los tiene barcelona.

Si hay problemas de financiación sólo los tiene el ayuntamiento de Barcelona y para obras en Barcelona que no se pueden ejecutar

Si hay problemas de electricidad, que pongan nucleares o centrales termicas o molinos en el Delta o en el Empordà, pero en Barcelona no por favor.

Si Catalunya se hunde, es porque Barcelona no tiene recursos, no tiene carreteras, no tiene aeropuerto, no tiene medios transporte, pero no porque en las provincias se eliminen trenes, no se construyan carreteras, o no se invierta.

Podría hacer una lista muchísima más larga, pero no hace falta aburrir al personal.

El caso de Jorge en la librería es anecdótico, pero mira por donde su caso lo hemos vivido de diferentes formas muchas personas de "provincias".

Por algo será, no?

Y si, Barcelona es la capital, y si, viven 3 millones de personas. Eso le aseguro que lo sabemos...pero ¿y?

Saludos

La Sra. Dalloway dijo...

Estimado Toni:

Estoy totalmente de acuerdo con las quejas que usted expone, ya que negarlo sería de idiotas. Pero todo lo que me está diciendo, ¿es culpa de los habitantes de Barcelona, o es culpa de los periodistas y los gobernantes? Estoy convencida de que en Catalunya somos tan centralistas o más con Barcelona que los españoles lo son con Madrid, y es algo que habría que remediar e intentar paliar. Pero le repito que los que vivimos en Barcelona no creo que tengamos la culpa de eso, y no entiendo por qué sus habitantes tienen que despertar su desprecio/rabia/hartazgo/desidia por todos esos motivos. Eso sí, cada cual le tiene manía a lo que le parece, y ya lo dice el dicho, el odio es libre...

Y para que conste, y como que esta discusión parece que tira mucho de lo emotivo, yo he nacido en Igualada, hace diez años que vivo en Barcelona, pero contemplo volver a vivir en Igualada a medio-largo plazo, o sea que creo conocer las dos realidades bastante bien.

Jordi Vivancos dijo...

¡¡Buenooooooo!! ¡¡La que se armó!! Vayamos por partes:

1) Me ha hecho muchísima gracia la descripción de Igualada que nos da Jorge...¡¡¡BUENÍSIMA!!! No sabes el hartón de reír que me he hecho, Jorge.

2) Cierto es que idiotas los hay a los dos lados de la "frontera" (¡la estulticia humana no conoce fronteras!). Dicho lo cual, y si bien entiendo que la Sra. Dalloway se haya podido molestar (a nadie le gusta que se metan con lo suyo, como es muy lógico), también me gustaría hacerle ver que para nosotros también es incomprensible el menosprecio que a menudo se palpa desde la capital por la provincia (y ya no digo por las otras provincias, como la "inhóspita" Lleida, de la que nunca se habla en los medios de comunicación, pero que existe), y del que a lo mejor la Sra. Dalloway ahora no es muy consciente porque hace tiempo que vive en la capital y por tanto no tiene que sufrirlo. Evidentemente, no es cierto que TODOS los barceloninos sean unos indocumentados (por otro lado, tampoco me ha parecido que Jorge lo afirme), pero no es menos cierto que hay un desinterés por la provincia y, por tanto, un desconocimiento bastante generalizado de la misma desde la capital. Yo mismo he tenido que oír algunas cosas que, francamente, en algunas ocasiones me han molestado bastante, y conste que no ha sido una sola vez, sino que han sido unas cuantas, de modo que tampoco se puede reducir a lo anecdótico. Evidentemente, y como le ocurre a la Sra. Dalloway, a mí tampoco me gusta que se metan con lo mío.

3) Estoy muy de acuerdo con ciertos puntos que expone Toni. No hay, repito, mucho interés por la provincia, pero cuando se trata de construir parques eólicos a destajo (un asunto del que un día hablaremos con detalle, porque es MUY engañoso, y sé bien lo que me digo porque he tratado el tema de cerca), centrales térmicas, refinerías, etc... Entonces sí corremos a sacar los mapas para ver qué hay fuera de la capital (y si no, que se lo digan a la gente del camp de Tarragona, que los pobres cargan con buena parte de los costes de la mal llamada "solidaridad para el bien común"). Por otro lado, no sólo Barcelona tiene problemas de infraestructuras, pero los nuestros nunca parecen tan acuciantes como los de la capital, lo cual también toca un rato las narices. Y ya no entraré en lo PATÉTICO que me resultó que la prensa dedicara las portadas a las lágrimas de Laporta durante la moción de censura del santísimo Barça porque entonces sí me pondría desagradable. Todo esto, evidentemente, es responsabilidad exclusiva de los medios de comunicación y la clase política.

Y ya que estamos puestos, aprovecho para reclamar un poco de respeto por el mundo rural y los campesinos, cuyo oficio me han lanzado no pocas veces a modo de "epíteto despectivo/gracioso" en la capital, (aunque buena parte de los igualadinos no han visto un arado en su vida, contrariamente a lo que algunos puedan pensar), y en este caso no han sido la prensa o los gobernantes, sino que han sido los ciudadanos de a pie. Evidentemente, en ningún caso me ha supuesto una ofensa, por lo mucho que tiene de noble el oficio (bastante más que el de los "tiburones financieros" a los que tanto se alaba como iconos del éxito y la sofisticación, pero que últimamente han dado por el culo a medio mundo), y sin el cual, dicho sea de paso, no comería NADIE, ni la gente de la capital ni la gente de provincia.

En definitiva, que cada cual viva donde le dé la gana, y en paces.

La Sra. Dalloway dijo...

Si no os gusta lo que veis en TV3, escribid cartas de protesta, que estoy de acuerdo con que no os falta razón.

Si no estáis de acuerdo con las decisiones de los políticos, organizad manifestaciones, protestas, cambiad vuestros votos... Quizá os sorprendería ver el apoyo de la gente de Can Fanga que tenéis.

Pero lo vuestro parece complejo de inferioridad. ¿O es que necesitáis que continuamente os digan lo maravilloso que es vivir donde vivís?

Os propongo que dejéis de pedir la independencia de Catalunya, si es que lo hacéis, y que paséis a pedir la independencia de la comarca de la Anoia, la de la Conca de Ódena o la de Igualada sola, ya que si tanto odio(hartazgo, etc. os produce Barcelona, quizá será lo mejor para vosotros.

Un saludo a todos (y espero que este último comentario no haga que me declaren personan non grata en Igualada...)

Ah, y a mí también me han llegado a preguntar si en Igualada he ido en carreta, y me lo han preguntado en serio. No entiendo por qué si elijo vivir "en provincias" como habéis dicho, si recuerdo bien Toni, no yo, debo elegir odiar a la gente que vive en Barcelona.

Pero no os preocupéis, en realidad la gente que vivimos en "la capital" nos acurrucamos hechos ovillos en nuestros hormigueros y soñamos con el ansiado día en el que podamos dejar la gran urbe que nos deshumaniza y hace que perdamos nuestra condición de personas que merezcan vivir, o deseamos que caigan bombas del cielo y acaben con nuestras infrahumanas existencias y borren del mapa una urbe tan repugnante como Barcelona.

Toni dijo...

Me parece ahora que la pone palabras en nuestra boca sois vos.

En ningun momento he dicho que Barcelona fuera repugnante. Simplemente he intentado demostrar con hechos el porqué de la tirria que, desde las provincias, hay sobre Barcelona y lo que su nombre conlleva (principalmente a sus habitantes y todo aquel que suena como "camaco").

Ah, te aseguro que desde hace años en diarios de provincias se escriben largas cartas, epistolas y dossieres enteros criticando el centralismo de barcelona. Cosas de la vida, lea usted los diarios de Barcelona y nunca sale nada de eso.

Como hecho puramente anecdótico le cuento que Port Aventura está a sólo 100 km de Barcelona (propaganda del Departament de Turisme). Toma ya! Y a Tarragona, Reus, Salou y la Costa Daurada que les den por...central nuclear?

Como no independentista que soy, le aseguro que tengo suficiente con, desde hace demasiados años, oir a los de siempre estar hablando siempre de lo mismo y, cosas de la vida, cuando gobiernan, seguir hablando de lo mismo, pero ya desde su bonito despacho de Barcelona (que casualidad, vuelve Barcelona a mis oidos).

Dicho esto, y antes de que me muelan a palos, lo anteriormente comentado desde el mas absoluto respeto al pensamiento político independentista. Critico a sus dirigentes y su hacer (como podría hacer de otros partidos) no su ideología.

Bon profit!

Jorge dijo...

Vamos, vamos... que esto solo era una broma y una sátira... luego daré las explicaciones y argumentos correspondientes... ¡por dios!

Cesc dijo...

Esta bien. Calmense. Es del todo cierto que en Barcelona nos ven provincianos. A mí en la universidad, me llegaron a decir un dia de invierno: ui, a ver si un dia no llegas por culpa de las nevadas, cómo eres de montaña!!!!
Eso en la universidad. Pero tambien otra mucha gente que no sabe ni situarla en el mapa, ni el nombre de la comarca,........en fin, Barcelona es el centro y muchas veces tienen la idea que todo pasa allí. Pues bien mi reflexión es. Nosotros aqui estamos mú bien y cuando queremos ir a Barcelona cogemos el coche y en tres cuartos de hora llegamos. Ellos, en cambio, deben consultar el GPS, el satelite, pararse en una gasolinera, preguntar, volver a preguntar........y resulta que no estan en Igualada, sinó en Maçanet de Cabrenys!!!!!!!
Pobres...

toni dijo...

Jorge, no te preocupes, si solo estamos hablando (escribiendo). No hay nada mas sano que hablar y debatir.

No tienes que dar explicaciones de nada, simplemente has contado una anécdota y cómo te has sentido.

Por cierto, el Congreso de los Estados Unidos acaba de rechazar el plan de Bush. Si quereis hablamos de los gringos, que dan mucho mas juego, jajaja

La Sra. Dalloway dijo...

Estos debates solo hacen que animar el blog, y será una entrada en la que tendrás muchos comentarios... Es como cuando el Clapés hace una parodia en la radio y se le inunda la redacción de mails airados... Pues yo he picado.

Toni dijo...

Si si, Jorge es un provocador digno de ir a La Noria, jajaja.

¡Que vergüenza!

Anita dijo...

Ehmmm, no sé si me puedo meter en el asunto que corresponde a los comentarios que se fueron dando acá porque de verdad no tengo idea cómo sean en profundidad las cosas por allá. Muchas las provincias en los países tienen su resentimiento hacia las grandes capitales (vaya a saber por qué) y por lo general las grandes capitales se creen el ombligo del mundo (tampoco sé por qué). De hecho me molestaron muchísimo más los dos primeros modelos de comentarios (los que están en el post que escribiste) porque eso demuestra que todavía hay gente ignorante que hace diferencia de razas, de religión, y creo en términos de derechos estamos todos por igual. Es como que no se termina de erradicar ese estigma hacia la diferencia, no sé por qué pero me molesta mucho...de hecho me vivo metiendo en discusiones cuando la gente salta con comentarios de ese tipo que finalmente vuelven a la discriminación. También el tercer comentario, entraría en esa categoría, aunque no sé si con tanta acentuación como los otros...o será que a mi lo de las provincias y capitales no me ha tocado de cerca o no me afecta, no lo sé.

En fin, me hiciste reir mucho con lo de los caníbales, el yeti y demás jajaja...

Un gustazo pasar por aquí...

Jorge dijo...

Vamos a ver... esto es una broma. Una sátira. No es una canto de batalla contra Barcelona (y menos cuando está en camino un futuro sobrino adoptivo). Es pa reír. Es una sátira sobre una actitud que he vivido desde que iba a la universidad con comentarios del tipo "¿Igualada? Eso está por lo pirineos, ¿no?" o "Pueblerino" o "En Igualada ni hay ni pasa nada" o "¿En Igualada hay mar?" o "¿Cuándo piensas venir a vivir a Barcelona y dejas el pueblo?". Y he decidido hacer de reír con esto. Iguala que esa coletilla de especificar el lugar de procedencia "es que soy de Barcelona". Me hace gracia y hago broma de esto. Y no puedo prometer que no lo volveré a hacer.

Y la anécdota de las librería no es la primera vez que me pasa...

Y lo de ir a "la Noria"... bueno... en principio no, pero como buen catalán todo acabará dependiendo de lo que paguen.

Y Anita... siempre serás bienvenida.

Y mañana, para descansar, algo frívolo.

La Sra. Dalloway dijo...

Pues yo me he reído bastante, aunque debo reconocer que me he picado un poco...

Y bueno, que quede claro que no espero que caigan bombas sobre Barcelona, ni mucho menos, sólo pretendía ser graciosa... (vale, es discutible si lo he conseguido o no, pero a mí me lo ha parecido...)

(J, que no te enfades conmigo, eh?!)

Lo que me jode es haber caído en la "trampa" de Jorge, uf... Te odio, listillo.

Amanda dijo...

HUy.. pues de Barcelona y sus provincias yo no puedo opinar... sólo conozco Barcelona jajaja pero JOrge, sabes que yo moría por conocer Girona...

En fin... es más o menos parecido, muchos extranjeros piensan que lo único que hacemos los mexicanos es tomar tequila, andar en caballos, usar sombreros gigantes y comer burritos. Jaja Es una imagen graciosa la que se ha exportado,.

Pero no todos piensan así, y no todos piensan igual... y obviamente no todos los mexicanos son así... porque de que los hay, los hay así jajaja

BUeno, un abrazo a todos... provincianos, baceloneses, catalanes, españoles y demás nacionalidades no mencionadas aqui.

Lali La Gralla dijo...

Hola !! una salutació desde les "perilloses terres " del valles Oriental .
Primer de tot als teus 2 primers clients vene ganes de directament clavar-hi una plantufada ..... i al senyor de la capital , doncs.... a mi el que m'agrada dir es : si, si, jo soc de comarques, però arrivo mes rapid al centre de barcelona que molts que viuen a segons quina part ..... ah !1 Pau i herves germans !!

Anónimo dijo...

Como la lias hermanito...!!!
Bueno, desde la desconocida Lleida decir que por estas tierras con rio en medio de la ciudad se vive muy bien!
Así que vaya muy bien por la capital! Personalmente prefiero seguir siendo "provinciana".
Beseeetss
Montse

Mr. Fritanga dijo...

La hoooooostia! CDomo deciais, digno de enviar a "la noria", "proteste ya" o "er diario de patricia" (Jorge, vigila que un dia de estos te envio invitado a un programillo de estos y sácate las castañas tu solito! jejeje).
A mi, personalmente, no me llega a molestar comentarios del tipo: eres pueblerino, vienes de las montañas como heidi o por el estilo.
Lo que só que me jode es el hecho de que en BCN tengan la visión que en provincias no tenemos nada. Tengo amistades de la capital y a la intentas montar un encuentro-cena-fiesta-orgia-... parece que les cueste horrores bajar y participar del acto lúdico-festivo en qüestión. Las distancias no las tienen del todo asimiladas. Parece que de Igualada a barcelona haya 60 km, pero que de barcelona a igualada la cosa se transforme en 200 km.
A parte de que muy a menudo les de pereza venir, siempren ponen en duda lo que la ciudad pude ofrecer: Ah, pero teneis teatro? Y cine?
Como si todo lo bueno, bonito y barato solo existiese en la capital.
(es cierto que cines de la talla del kursal, con sus incomodas butacas, taquilleros amargamente simpaticos y oferta de pelis escasa, existen pocos en el mundo!).
Bueno, shavales, hagamonos la idea que somos parte de un gran espectaculo llamado "turismo rural", "descubriendo la naturaleza" o, para algunos, els folleeeeeeeeeeeeeeeeets del bosc. Solo espero ser un follet bien follao!

saludos y pajillas

La chica automática dijo...

Buenísimo. Un gustazo que me hayas descubierto para así poderte descubrir yo. Saludos desde Londinium.