martes, 14 de abril de 2009

Resumiendo cinco días

Pues eso... creo que el título de la entrada lo resume bien, ¿no? Hablaré de lo que he hecho (y de lo que no he hecho que es más) en estos cinco días de minivacaciones que aunque han servido para que deje el día a día a un lado, no han servido ni para recuperar sueño ni para que me vea con fuerzas para lo que viene.

He escrito menos de lo que pretendía, pero más de lo que esperaba. Y eso es mucho contando con lo poco disciplinado que soy en el momento de escribir. Cada día me doy más cuenta que no puedo planificar nada, que escribo sólo tontás y que la pereza me puede. Supongo que debo empezar a aceptar el hecho de ser un escritor teórico...

He visto algunas películas. Nada serio, no os asustéis. Comedias en su mayoría. Virgen a los 40, Lío embarazoso, Shoot 'em up (genial parodia del cine de acción descerebrado que no creo que se entienda nunca en lo que vale). Y Hard candy, interesante película con unas lagunas en el guión insalvables y una dirección algo errática que si te la tragas entera es por la impresionante interpretación de la maravillosa Ellen Page. A veces frusta ver un material interesante que no acaba de encontrar su lugar.


Esta película supongo que intentaba acercarse a Audition (Takashi Miike, 1999) en su búsqueda de la tensión y el horror en dos personajes encerrados en una habitación. Pero no se acerca ni de lejos a lo que provoca la película de Miike, una de las experiencias más desasosegantes que he tenido en mi vida. Decir que después de ver esa película decidí que nunca iría a una sesión de acupuntura. El trailer lo podéis ver aquí. Y no, no es una película de fantasmas. Es entrar de lleno en una pesadilla.

Y fui al cine, claro. A ver Señales del futuro (Knowing, Alex Proyas, 2009). ¿Por qué? Bueno, por ir al cine. Porque es cine catastrofista. Porque es una serie B. Al salir del cine a Jordi y a mí nos absorbieron algunas de esas trascendentales preguntas que en ocasiones nos embargan.
a) ¿Por qué vamos a ver películas de Nicolas Cage con lo poco que nos gusta?
b) ¿Por qué nos gustan tanto las películas donde destruyen ciudades?

Y entramos en una conversación sobre el próximo fin del mundo (y van...). Resulta que Jordi acababa de ver un documental donde se decía que el mundo se acabará nos guste o no el 21 de diciembre del 2012. Esto no nos lo hemos inventado nosotros, sino que lo dice el calendario maya, y el inca, y el de otras civilizaciones llena de listillos que han desaparecido. Esos calendarios son de una precisión acojonante y lo aciertan todo. Y resulta que para ese día han predicho que habrá una alineación de planetas y será el principio del fin. O el fin directamente.

El susodicho calendario. Da un pelín de mal rollo, la verdad.

Después de discutirlo llegamos a unas conclusiones:
a) Si se acaba el fin del mundo seguro que será cuando seamos felices, no podía ser de otra manera.
b) ¿Por qué se acaba el calendario en el 2012? ¿No sería porque el machaca que lo estaba picando en una piedra se cansó y pensó, total nadie de los que conozco llegará hasta entonces?
c) Que se acabe el mundo en el 21 de diciembre no esta tan mal. Te ahorras todas las fiestas de Navidad.
d) Total, si se acaba el mundo que se acabe, pero que al menos follemos, coño.
e) Seguro que Igualada se libra del fin del mundo. Si prácticamente nadie sabe ubicarla en un mapa, ¿podrán hacerlo las predicciones de los mayas? Venga ya...

Y algunos propósitos nuevos:
19. Recuperar aunque sea de forma testimonial el noble arte de escribir cartas.
20. Comerme una crepe de goffre de nata, caramelo, mermelada, leche condensada y algo más que me olvido.
21. Viajar más por Catalunya y España. Las tengo al lado y qué poco las conozco.
22. Ahorrar. Por dinero y por espacio. No puedo meter más libros en mi cuarto.

Y me han llegado algunas críticas de un par de mis lectores. Dicen que me estoy volviendo blando y noño. Que me centre en la tontá y que deje el rollo de ser sensible para otros. Naturalmente no les haré ni puto caso

Y una canción de Amélie-les-crayons. Porque sí.


12 comentarios:

Leola dijo...

Te he contado que crecí en México. Allá cada tantos años sale el tema y se cuela hasta los telediarios: Según los aztecas el mundo acaba este año... Y seis años después: Que no, que no, que era éste, éste año seguro... Pánico local, confesiones de última hora, arrepentimientos varios, te recomiedo que los evites. El punto d) no veo razón para evitarlo.

Y el propósito 19 me gusta ;)
Un besito.

Bellota dijo...

Y no estoy nada de acuerdo con el propósito último, total, si se va a acabar el mundo, ¿para qué ahorrar? Eso sí, comete un gofre al que yo le añadiría vainilla y chocolate líquido con unas cuantas frambuesas, por lo menos que el apocalipsis te pille con el estómago lleno que luego uno no sabe lo que le espera.

Laura dijo...

Jorge,
Ya hace unos dias (bien...meses o quizás años) que me pregunto porque no leo mas...y es que siempre acabo con la misma respuesta: ¿dónde voy a colocar los libros?

Te parecerá absurdo pero es una tema que me he planteado a menudo, he debatido con Jordi y no consigo llegar a ninguna conclusión...

Podries ensenyar-nos, doncs, com t'ho fas tu? (una imatge val més que mil paraules)

Merci

Laura

Jorge dijo...

Leola: algo intuía de tu ascedencia. El punto d) no lo evito, aunque hace un tiempo que parece que él me evita a mí. Y el 19)... bueno, en eso estamos.

Bellota: es que lo del fin del mundo no es seguro. Y aplico el cuento catalán de hacer "la puta i la Ramoneta", disfruto, pero ahorro por si el mundo no se acaba. A ver si por comernos todo el jamón, el mundo no se acaba y nos quedamos sin final y sin comida.

Laura: entendido, entendido... ya pondré fotos. Pillo la no tan indirecta.

Casteee dijo...

Claro que algún día se acabará el mundo, "nuestro mundo" el de cada cuerpo que existe...por eso tenemos que vivir cada día como si fuera el último!!

Al leer "una crepe de goffre...", me recuerda que hace tiempo que yo no me como una y me lo tengo que apuntar como proposito a corto plazo^^

Besos

Bellota dijo...

Mecaguenlahostia como necesitaba oir esas jodidas palabras de apoyo al puñetero taco español.

Jorge dijo...

Casteee: no creo demasiado en eso de vivir cada segundo como si fuera el último. Me resulta estresante estar apurando el jugo de la vida siempre, en todo momento... ¡con lo que me gusta perrear y no hacer nada! Siempre he dicho que prefiero vivir cada segundo como si fuera el primera, con sorpresa y curiosidad. Y tranquilidad.

Bellota: es un placer oírte hablar así, mecangodiez, leche p**a que mamastéis todos, joder, cojones y otras cosas. Por cierto, "me la pela" es una de las expresiones que más me gustan.

A los demás: esto de los tacos con Bellota viene de aquí -- http://amigabellota.blogspot.com/2009/03/lista-modo-de-recordatorio-de-cosas-que.html

-Anna- dijo...

1.- No te hagas tanto drama por el fin del mundo. Si se termina, se termina...y eso quiere decir que no va a quedar nadie a quien le pueda importar que se haya terminado el mundo porque si queda alguien vivo, entonces teóricamente el mundo no se terminó, ya que queda una persona para proyectarse sobre el mundo, para nombrarlo y hacer que exista ¿No? A lo mejor sacan en la tele un reality que dure de acá al 2012 para ver quién será el gran sobreviviente, algo estilo gran hermano, pero que se llame el gran sobreviviente. Jejeje Juro que no me fumé nada, así salió exactamente de mi cabeza.

2.- A mi también me gustan las películas en las que se destruyen ciudades, aunque prefiero la de los héroes que las salvan.

3.- Por otro lado, si en el 2012 no vamos a existir más, entonces no ahorrés!! de nuevo, teóricamente...no va a haber futuro.

4.- No me acuerdo si Hard Candy no me gustó o si no la pude terminar de ver porque el dvd no funcionaba bien. Lo que si me acuerdo es que pensé todo el tiempo que la niña estaba loca, pero no puedo decir nada porque de verdad no me acuerdo.

5.- Tengo minivacaciones todas las semanas, porque este año sólo tengo clases de miércoles a viernes y la verdad es que no sé qué hago con esos días, se me pasan volando y me pasa igual, ni siquiera descanso :S

6.- Mi mamá tenía (o tiene) una réplica de ese calendario, siempre pensé que si lo tocaba iba a desatar una maldición o algo así, la verdad es que sí da mal rollo.

7.- Acá termino porque es mi número favorito =). Me encanta volver por acá.

Un beso enorme! Me voy a leer la crónica!

Libélula dijo...

Hola Lindo!

Siempre tuve recelo para alquilar Hard Candy. Luego de tu crítica, dudo que lo haga… Nicolas Cage me ha gustado en Leaving Las Vegas, The Weather Man & Lord of War. Así que lamento que no coincidamos, en esas películas me ha gustado mucho…

Yo he visto ese documental!! Creo que en el Discovery o en el History Channel, no recuerdo pero…

1. Pues claro, Ley de Murphy.
2. Creo fervientemente que se quedó sin piedra: de piedra como tal, de marihuana o de coca… Cualquiera vale en mi teoría.
3. Buena fecha… Antes de las fiestas pero colmados de brindis pre-navideños!!!
4. Seguramente nos parta un rayo cuando estemos llegando al orgasmo (Correlativa del punto 1)
5. Si Igualada se salva, guárdame un lugarcito.

Y me alegro que no le hagas puto caso a algunos de tus lectores!!! Bien hecho! Flipo con tus publicaciones y siempre me quedo con ganas de más!

Besos gigantes! Libélula.

Jorge dijo...

Anna: Si no me hago drama con el fin del mundo, pero me gusta estar preparado para posibles e hipotéticas eventualidades. Igual que con un ataque zombie o invasión extraterrestre.

Libélula: no lamentes no coincidir. Si estuvieramos de acuerdo en todo... sería un rollo, ¿no? Sobre tu punto 4, pues por mí vale. ¿Dónde estar mejor?

Albert {in itinere} dijo...

Hard Candy... para mí, fue genial

Jorge dijo...

Albert: a pesar de como me expreso, la película me gustó. Con reparos, es cierto (alguna escena un punto larga, la vecina). Y, repito, Ellen Page, maravillosa.